Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los jóvenes critican en las redes los controles a los bares musicales de Calafell

A través de las redes sociales explican que buscarán otros sitios a los que ir y cómo entraban en locales con carnets de adultos

José M. Baselga

Whatsapp
Los jóvenes critican en las redes los controles a los bares musicales de Calafell

Los jóvenes critican en las redes los controles a los bares musicales de Calafell

La asunción de la policía administrativa de Calafell por parte de los Mossos d’Esquadra y que en dos semanas ha abierto dos expedientes a locales por dejar entrar a menores, ha movilizado a los jóvenes a través de las redes sociales.

En Facebook los jóvenes comentan la noticia que adelantó el Diari y lamentan la dificultad que van a tener para ir de fiesta a la calle de ocio nocturno. «Vaya tela» o «madre mía, es una mierda», son algunas de las expresiones junto a avisos de que buscarán otros lugares.

 

‘Con carnet de otro’

En sus escritos públicos relatan cómo entraban en locales e incluso la permisividad que había en algunos. «Todos sabemos que se pasaba con carnet de otros y no pasaba nada». Y avisan que las medidas de control «no van a conseguir jodernox la noxee».

Sin embargo, el Ayuntamiento y los Mossos no van a rebajar la presión para controlar el cumplimiento de horario de cierre de los locales, la entrada de menores, que se les sirva alcohol, la presencia de drogas, sonometrías e incluso la titulación de los vigilantes de seguridad.

También a través de las redes sociales los jóvenes señalan que de tener dificultades para entrar en los locales, llevarán la fiesta a la calle, por lo que la intensa presión policial desencadenará un incremento de fiestas en la calle.

 

Más botellón

El concejal de gobernación, Joan Maria Triadó, adelanta que los controles se van a intensificar y que también comenzarán campañas contra el botellón.

La competencia de la policía administrativa ya la tuvieron los Mossos en Calafell pero hace unos nueve años el Ayuntamiento pidió que pasase a la Policía Local, con lo que hubo una mayor permisividad en temas como el horario de determinados días.

Sin embargo, últimamente algunos locales pidieron devolver la competencia a los Mossos por el incumplimiento de determinados establecimientos. Generalitat y Ayuntamiento acordaron la medida, aunque se avisó que los controles serían para todas los áreas de policía administrativa y que las sanciones las gestionarían directamente los Mossos.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También