Más de Costa

Los locales municipales del puerto de Segur de Calafell acogerán un centro cívico y una biblioteca

El Ayuntamiento los compró hace unos 10 años por 3 millones de euros, pero siempre han estadio cerrados y sin uso. Quedan 20a ños de concesión

José M. Baselga

Whatsapp
Los locales municipales en el puerto de Segur de Calafell llevan una década cerrados.

Los locales municipales en el puerto de Segur de Calafell llevan una década cerrados.

Los locales propiedad del Ayuntamiento de Calafell que hay en el puerto de Segur y que llevan una década vacíos (de hecho nunca han llegado a tener actividad), ya tienen uso previsto.

El Ayuntamiento, entonces del PSC, compró en 2008 y 2010 hasta 16 locales por unos 3 millones de euros. Según se dijo, había un estudio para hacer un centro de tratamiento de salud, pero nunca llegó a realizarse. Y desde la construcción del puerto los locales han estado cerrados.

El actual gobierno ha reservado una partida del presupuesto de 2017 para dotar de actividad a esos locales. Acogerán un centro cívico y una biblioteca. Además de dar destino a un equipamiento municipal que iba dejando de serlo porque se trata de una concesión, también debe permitir revitalizar la zona del puerto.

Potenciar

El alcalde Ramon Ferré señala que el puerto no es el potencial que debería ser por lo que había que dotarlo de actividad todo el año. Y un centro cívico y una biblioteca son equipamientos por los que pasan muchos vecinos y además de los que carece una zona destacada de población de Segur de Calafell.

El centro cívico contará con un casal joven y salas para actividades. También servirá para organizar actos populares. La biblioteca se hará en la parte superior de los locales. Será un centro con todos los servicio y conectado con las bibliotecas de Calafell y del centro de Segur, por lo que el servicio de préstamo contará con los volúmenes de los tres equipamientos.

Base náutica

Dentro del proyecto de revitalización del puerto de Segur también está previsto ubicar una base náutica donde irá la escuela de vela y otras actividades relacionadas con el mar y ahora repartidas en las playas. Este proyecto debería servir para abrir la instalación a gran parte de la población y para la promoción de actividades náuticas.

La compra de los locales ya generó polémica porque costaron unos 3 millones de euros y porque no se tenía un destino claro para ellos. A pesar de eso, el Ayuntamiento los compró a la promotora del puerto y desde entonces han estado cerrados.

Al tratarse además de una concesión los locales nunca serían de titularidad municipal. Una vez finalizada la concesión pasaría a ser de la Generalitat. Todavía quedan unos 20 años de concesión, según explica el gobierno de Calafell.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También