Los maestros de la escuela La Canaleta de Vila-seca valoran su estancia Erasmus+

Cuatro profesores de esta escuela viajaron a Florencia para realizar cursos de formación en metodologías pedagógicas y conocer otras realidades educativas

Guillermo Moreno

Whatsapp
Georgina Miralles y Mónica Moreno fueron dos de las docentes participantes.  FOTO: Cedida

Georgina Miralles y Mónica Moreno fueron dos de las docentes participantes. FOTO: Cedida

La escuela La Canaleta, en Vila-seca, ha podido finalmente iniciar las actividades previstas como parte del programa de Erasmus+ para el que fue seleccionada el año pasado gracias a la presentación del Proyecto Smile. La pandemia fue posponiendo los viajes de los profesores, planificados para que los profesores del centro puedan realizar cursos que mejoren sus capacidades docentes, así como para compartir conocimientos, metodologías y experiencias con profesores de toda Europa.

La Canaleta es, desde su nacimiento, una escuela en la que se educa desde métodos pedagógicos alternativos. «Se potencia su creatividad, son autónomos en el espacio educativo y así aprenden experimentando, trabajando entre ellos y manteniéndoles motivados. Son metodologías basadas en el descubrimiento, para que sean autónomos y críticos», explica Paula Morralla, maestra de La Canaleta. También emplean metodologías de evaluación continuas, extensas y basadas en la valoración del conocimiento adquirido más allá de una nota final numérica.

Así, cuatro profesores de este colegio del Tarragonès viajaron, en julio, a la ciudad de Florencia (Italia) para realizar una serie de cursos organizados por el centro Europass. A través del programa Erasmus+, la Unión Europea subvenciona estas formaciones, que permiten mejorar a los participantes mediante el aprendizaje de técnicas y metodologías innovadoras, así como el intercambio de conocomiento con otros docentes. 

El Diari habló con una de las maestras que visitaron la ciudad italiana, Georgina Miralles. La profesora, que realizó el curso ‘Soluciones de Gestión de Clases para Profesores: Nuevas Metodologías, Motivación Efectiva, Cooperación y Estrategias de Evaluación’ describió la experiencia como «súper enriquecedora». Miralles explicó que, al principio, cada participante expuso, en una presentación, los métodos que empleaba en su escuela: «se ve como se trabaja en otros países y eso abre la mente a investigar sobre lo que hace el resto y cómo aprenden en otros lugares».

Por otra parte, remarcó que, a nivel de contenido, «nuestra escuela ya está muy avanzada», razón por la que descubrió que, prácticamente todo lo que se enseñó en el curso ya se aplica en La Canaleta. Aún así, remarca que «me sirvió mucho, principalmente para saber que aquí vamos por el buen camino, y también me quedé con el trabajo de varios autores, así como con métodos para potenciar la creatividad».

El primer paso

A pesar de que el programa Erasmus+ se aprobó hace más de un año, la situación de pandemia impidió, durante meses, la realización de las actividades previstas. La formación de estos profesores en Florencia fue, debido a esta sitaución, la primera actividad realizada. En un futuro cercano se espera que cuatro docentes más visiten escuelas de otros países, lo que les permitirá conocer de primera mano conocer la realidad del entorno educativo del lugar visitado: «es ahí donde ves realmente el día a día. La teoría es muy bonita, pero quiero ver cómo se aplicay cómo funciona en un entorno real», comenta Miralles. 

Concretamente, los maestros viajarán a Finlandia, Islandia, Italia y Suecia. No obstante, Mamen Ferreira, coordinadora del programa Erasmus+ en la escuela, afirma estar «teniendo problemas» debido a la Covid. «En septiembre ya tendría que haberse hecho la visita a Finlandia», lamenta, «pero no quieren recibir visitas y están aplazando las movilidades». El plan actual es ir en febrero, marzo, abril y septiembre.

A raíz de los cursos realizados en Italia, la escuela llevará a cabo una formación interna para que los participantes expongan lo que han aprendido a sus compañeros y, así, realizar propuestas para implementar en el centro.

Una vez realizadas las actividades previsras, La Canaleta prevé presentar un nuevo proyecto y mantenerse dentro del programa Erasmus+. La coordinadora asegura que, «al principio, no todos los profesores lo apoyaban». Esta situación, no obstante, se ha revertido con la primera experiencia y, al ver la valoración positiva que ha recibido por parte de los participantes, hay más docentes interesados.

Otra ambición de cara al futuro, según explica Miralles, es la posibilidad de realizar actividades que impliquen la movilidad del alumnado. En la encuesta realizada al profesorado, la mayoría decidió mantener la línea actual, con movilidad y cursos para los docentes. Sin embargo, Miralles asegura que, «a pesar de las dificultades -burocráticas, logísticas, viajar con menores...- es algo que podría ser muy enriquecedor, que vale la pena intentar».

Temas

Comentarios

Lea También