Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los propietarios del coche multado en la grúa estudian iniciar acciones legales

Aseguran que no pagarán la sanción porque supondría reconocer los hechos, y siguen a la espera de que Trànsit les dé alguna explicación. Reclaman el sobreseimiento del expediente
Whatsapp
Imagen de la notificación de la sanción que el Servei Català de Trànsit ha enviado a los vecinos de Calafell, con el vehículo sobre la grúa. Foto: DT

Imagen de la notificación de la sanción que el Servei Català de Trànsit ha enviado a los vecinos de Calafell, con el vehículo sobre la grúa. Foto: DT

Indignación e indefensión. Esto es lo que sienten los vecinos de Calafell Sonia Mirambell y Pere Nevot, propietarios del coche que fue ‘cazado’ por un radar y multado por exceso de velocidad cuando iba encima de una grúa. Estaba averiado y lo traían desde Andorra. Pero les llegó una sanción de 100 euros. Primero la recibieron con sorpresa e incredulidad. Pero ahora se ha convertido en su lucha personal. Tras las inevitables dudas iniciales y el miedo a ser embargados si no pagaban, ahora lo tienen claro. «No vamos a pagar porque supondría reconocer los hechos. Es un error suyo. Y si no lo solucionan, tiraremos de abogados y presentaremos un contencioso administrativo», señala Nevot.

De momento, la pareja sigue a la espera de que algún responsable del Servei Català de Trànsit (SCT) se ponga en contacto con ellos, ya sea por escrito o con una simple llamada. «Sólo pedimos el sobreseimiento del expediente», señala Mirambell, insistiendo en que los responsables del servicio deberían actuar «con la máxima celeridad». Insisten en que ni siquiera piden una disculpa. Sino una solución.

La notificación les llegó el 14 de enero -aunque la supuesta infracción habría sido en septiembre del año pasado-. Pero ya estaba fuera del plazo para recurrir. Presentaron alegaciones y no las aceptaron porque la sanción ya estaba en tramitación. Cuando reclamaron, les dijeron que el día 23 finalizaba el periodo para pagar. «Es una situación absurda e innecesaria que nos crea malestar», insiste Mirambell. Y recuerda que, en el momento en el que llamó a Trànsit para reclamar, «me dieron otro número de teléfono para que les contacte dentro de unos días y se lo recuerde. Esto es de Quijote». «Los afectados en toda esta historia todavía no sabemos nada, y los responsables no se han mojado, a pesar de la repercusión mediática que está teniendo lo que nos ha ocurrido», lamenta.

Por su parte, el Servei Català de Trànsit mantiene su silencio. No quiso hacer declaraciones.

Más casos

El caso de estos vecinos de Calafell no es el único que ha ocurrido en la demarcación en los últimos meses. El pasado mes de octubre, multaron a otro coche que circulaba subido encima de una grúa por exceso de velocidad. Sucedió en el radar del kilómetro 39,6 de la carretera N-240, en L’Espluga de Francolí. Trànsit multó al dueño del vehículo con 100 euros.

«Sabemos que ha habido otros casos, pero parece que nadie sabe cómo terminaron. Esta situación es lamentable», insisten los afectados, quienes insisten en que probablemente pueda haber más conductores que hayan pagado sin fijarse.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También