Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los restauradores se ponen al día con las intolerancias alimentarias

Chefs, expertos en la normativa y personas afectadas compartieron ayer sus experiencias en una jornada celebrada en Cambrils
Whatsapp
Arnau Bosch, ayer, durante el \'showcooking\' que ofreció al final de la jornada. Foto: Alfredo González

Arnau Bosch, ayer, durante el \'showcooking\' que ofreció al final de la jornada. Foto: Alfredo González

La implantación de las normativas europeas y su cumplimiento para informar adecuadamente a los consumidores afectados por alguna intolerancia alimentaria es una labor compleja para el sector de la restauración. Pero necesaria para la sociedad. Estas son las conclusiones que se extrajeron ayer de la jornada que se llevó a cabo en el Institut Escola d’Hoteleria i Turisme de Cambrils, donde afectados y restauradores compartieron sus experiencias y opiniones en torno a esta cuestión. La cita fue organizada por la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de la Província de Tarragona.

Tras una primera exposición donde se dieron a conocer las herramientas clave y la forma de aplicar la normativa, Mònica Boqueras, de la consultoría de nutrición, higiene y seguridad alimentaria CENTAC Group, subrayó que no sólo es un problema de concienciación, sino también de formación. Acontinuación, los restauradores explicaron sus propias experiencias. Arnau Bosch, del restaurante cambrilense con una estrella Michelin Can Bosch, subrayó que «ya que tenemos que hacerlo, es importante que demos la vuelta y nos lo tomemos de forma positiva». Explicó cuáles son sus herramientas para ofrecer información de alérgenos y productos que pueden provocar intolerancias. «Ocurre en el 15% de nuestra clientela. Tenemos algún caso cada semana», apuntó Bosch, reconociendo que hace seis meses, antes de que saliera la normativa, quizás en el sector no le daban demasiada importancia.

No hace falta que los establecimientos tengan dos cocina separadas para preparar platos para determinados clientes, pero sí hay que tener en cuenta ciertos protocolos, como por ejemplo tener identificados los utensilios, los paños de cocina y el menaje necesario para cocinar, por ejemplo, productos para celíacos. Teresa Maria Noriega, del restaurante Pizzeria Al Capone de Torredembarra, manifestó que «on el tiempo, nos traerá beneficios sociales y también económicos». Y añadió: «En el mundo de las intolerancias no hay espacio para la improvisación». Ella es celíaca y explicó su caso con pleno conocimiento de causa.

Elisenda Vilches, de la Associació de Celíacs de Catalunya, expuso lo que hay que saber sobre la celiaquía y la comida sin gluten, y desgranó una guía de buenas prácticas en torno a esta cuestión. Subrayó, por ejemplo, que los celíacos temen salir de casa porque tienen miedo de arriesgarse. «Pero cuando encuentran un sitio identificado y de confianza, vuelven». La gastronomía puso punto y final a la jornada, con showcookings de reputados chefs.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También