Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los sindicatos ferroviarios, en contra del desmantelamiento de las vías en Salou

Apuestan por dar continuidad a la línea con un tranvía, a diferencia del gobierno de Salou que quiere su fin cuanto antes

Carmina Marsiñach

Whatsapp
La línea ferroviaria actual supone una barrera arquitectónica para los municipios como Salou.  FOTO: alba mariné

La línea ferroviaria actual supone una barrera arquitectónica para los municipios como Salou. FOTO: alba mariné

Los sindicatos ferroviarios han hablado. Por primera vez se han posicionado en contra del desmantelamiento de las vías de la costa una vez entre en servicio el Corredor Mediterráneo.

Al igual que la Associació per a la Promoció del Transport Públic (PTP) en el Camp de Tarragona, son partidarios de dar continuidad a la línea con un tranvía que «garantice la movilidad de las personas» entre los municipios. 

Por contra, ayer el pleno de Salou aprobó instar al Gobierno a la redacción «urgente» del proyecto de desmantelamiento de la actual línea ferroviaria de Salou, Cambrils, Mont-roig del Camp y Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant.

Desde la corporación municipal exigen también que el Estado fije los plazos y el calendario de ejecución. De modo que el debate está servido. 

Según el Sindicato Ferroviario de UGT en Tarragona y las Secciones Sindicales de ADIF y RENFE, el desmantelamiento de las vías sería un «error histórico» para la demarcación, ya que no «existe en la actualidad un proyecto alternativo real» que dé servicio a la movilidad de la ciudadanía.  

Una mesa de trabajo conjunta

En este sentido, los sindicatos proponen la creación de una mesa de trabajo conjunta con todas las administraciones afectadas para debatir la ‘Continuidad de la explotación de la actual línea del ferrocarril a su paso por los municipios de Salou-Cambrils-Montroig-l’Hospitalet de l’Infant, mediante un Tren-Tram’ y que se amplíe la actual red de cercanías  en el Camp de Tarragona. 

En segundo lugar, solicitan la paralización del desmantelamiento por parte del Ministerio de Fomento aunque un estudio ratificó la necesidad de quitar las vías por una cuestión medioambiental. 

En este sentido, los sindicatos piden a Fomento y a la Generalitat que se realice un estudio de la viabilidad para la reutilización de la actual línea ferroviaria y su coste en comparación con «lo que supondrá el total desmantelamiento de la infraestructura actual y la posterior construcción de un tranvía».

Asimismo, quieren que la Generalitat realice los convenios necesarios para que ADIF y RENFE mantengan el servicio hasta que no se hayan estudiado las diferentes posibilidades. 

Finalmente, también han solicitado amparo ante el Síndic de Greuges de Catalanya y a los respectivos organismos de la UE, para que soliciten la paralización del desmantelamiento, y no descartan llevar a cabo acciones legales. 

Reunión con el Estado

El Ayuntamiento de Salou aprobó ayer, con las abstenciones de Cs y PP, la moción presentada por el equipo de Gobierno (CiU y PSC) que insta al Estado al cumplimiento de todos los compromisos pendientes en relación a la red ferroviaria de Salou y de todo el territorio. 

En este sentido, instan al delegado del Gobierno, Enric Millo, a tener una reunión «urgente» y además piden la celebración de otra reunión con la Comissió de Seguiment que se creó con el fin de velar por el cumplimiento de los compromisos ferroviarios. 

El alcalde de Salou, Pere Granados (CiU) aseguró que «el Gobierno del Estado no tiene la voluntad de desmantelar las vías. Pedimos por activa y por pasiva diálogo y no contestan. (...) Queremos que nos digan cómo está el proyecto y queremos un calendario».

Según Antoni Brull (PSC), «los compromisos del Estado no se ven reflejados en los presupuestos generales del 2018 (...) El Partido Popular tiene a las comarcas de Tarragona olvidadas»

Por su parte, Sandro Boquet (ERC), reprochó al equipo de Gobierno que no les hubieran tenido en cuenta para la redacción conjunta de la moción. Y consideran que los presupuestos del Estado dan un «mal trato al Camp de Tarragona».

Mario García (PP) se mostró favorable al desmantelamiento de las vías por ser una «reivindicación histórica». Pero el edil, acusó al equipo de Gobierno de ser «corresponsables» de la situación.

«No han sabido gestionar los intereses de Salou de la mejor manera y hoy tenemos lo que tenemos (...) Otros municipios tendrán estación nueva. Nosotros no».

Brull replicó que precisamente «es el Gobierno de España quién se ha cargado el ramal de Vila-seca o la estación intermodal». 

Finalmente, Miren Eskarne (Cs), aunque aseguró que estaban de acuerdo con la cuestión de fondo de la moción, lamentó que  en esta se instara a los diputados del Congreso a votar en contra de los presupuestos. La formación naranja echó en falta en el escrito que no se dijera que los representantes de la Generalitat no acuden a las reuniones de las comunidades autónomas. 

Temas

Comentarios

Lea También