Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los torrenses decidirán el futuro del Alfa i Omega en una consulta

Podrán escoger entre elaborar una réplica de la escultura de Bartolozzi o recuperar la antigua pirámide metálica

Carmina Marsinach

Whatsapp
La escultura Alfa i Omega que ha sido un referente de la imagen marítima de Torredembarra durante muchos años. FOTO: DT

La escultura Alfa i Omega que ha sido un referente de la imagen marítima de Torredembarra durante muchos años. FOTO: DT

El futuro de la escultura Alfa i Omega está en manos de los torrenses. El Ayuntamiento organizará una consulta ciudadana para que los vecinos del municipio puedan escoger entre colocar una réplica de la escultura Alfa i Omega o bien instalar otra que recuerde la antigua pirámide metálica que había presidido durante muchos años el skyline de La Torre. 

El consistorio ha planteado estas dos opciones después de tener los presupuestos de lo que podría costar cada estructura y su mantenimiento. Una réplica del Alfa i Omega del artista Rafael Bartolozzi tendría un coste de 110.000 euros, pero esta vez se llevaría a cabo con materiales más resistentes a la erosión. 
Por otro lado, la antigua pirámide metálica que había presidido el litoral torrense tendría un presupuesto muy inferior y se podría resolver con tan solo 30.000 euros. En ambos casos se deberían añadir los costes de mantenimiento cada cinco años y que en el caso del Alfa y Omega sería bastante superior. 

La pirámide metálica se construyó el año 1962 y había servido para varar las embarcaciones a través de un sistema de poleas. La construcción del bloque supuso una mejora para los pescadores del municipio ya que desde entonces no tuvieron que utilizar la fuerza de los hombres para varar las embarcaciones grandes. 

Imagen extraída del artículo ‘El “Bloc” i la treta i varada d’embarcacions a Baix a Mar’ (2013) de Gabriel Comes en la que se ve la pirámide metálica de fondo. FOTO: Cedida / F. Comes

Tal y como relata Gabriel Comes en el artículo El “Bloc” i la treta i varada d’embarcacions a Baix a Mar recogido en el Recull de Treballs 14 (2013) del Centre d’Estudis Sinibald de Mas, con el paso del tiempo la estructura de hierro se fue deteriorando y llegó un momento en que debido al óxido faltaban distintas patas de hierro a la estructura metálica. Finalmente se decidió retirarla. 

Con la inauguración del Port del Roquer de Torredembarra en 1993 la estructura se dejó de utilizar por los pescadores. El ex alcalde de Torredembarra Santiago Segalà decidió celebrar los 20 años de los ayuntamientos democráticos de los Països Catalans con una fiesta. Hablando con Rafael Bartolozzi, entonces alcalde de Vespella de Gaià, surgió la idea de inaugurar una escultura durante la jornada que tuvo lugar en 1999. Fue entonces cuando se restauró el bloque de hormigón que estaba en mal estado. 

Sin fecha para la consulta 

El equipo de gobierno aún no tiene fecha para la consulta. El alcalde, Eduard Rovira, apunta que en estos momentos están estudiando cómo hacerla ya que quieren que sea una votación «muy seria». 

La escultura Alfa i Omega se retiró en 2018 debido a su mal estado. Los informes del consistorio determinaron que la escultura original no podría volver al mar. El pasado mes de enero se creó un grupo de trabajo formado por las distintos grupos políticos con representación en el consistorio, vecinos de Baix a Mar y la familia del artista, para tratar el futuro del emplazamiento. Entonces todos ellos estuvieron de acuerdo en devolverla al mar al tratarse de un «símbolo y un icono de Torredembarra».

El edil asegura que incluir la opción de votar que vuelva a colocarse la antigua pirámide metálica ha sido también una demanda ciudadana: «Hay mucha gente que la recuerda», concluye. 

El concurso para la reparación del bloque de hormigón de Baix a Mar queda desierto

La licitación que el Ayuntamiento de Torredembarra sacó a concurso para las obras de reparación del bloque de hormigón de Baix a Mar donde se sustentaba la escultura Alfa i Omega, ha quedado desierto. 

El bloque de hormigón de Baix a Mar. FOTO: Alba Mariné

Ninguna empresa se presentó a la oferta del consistorio. El equipo de gobierno había sacado a licitación las obras por un presupuesto de 82.309,89 euros con IVA incluido. El alcalde de Torredembarra, Eduard Rovira, señala que ahora están estudiando si no hubo ninguna empresa interesada por las condiciones del contrato o bien porque no se hizo la suficiente difusión sobre los trabajos. La idea era realizar un refuerzo estructural al bloque para evitar que se erosione con tanta facilidad. 

La reparación, que estaba prevista para finales de este 2019, es probable que se retrase. 

Temas

Comentarios

Lea También