Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los vecinos de Vila-seca retiran 20 de las 22 placas franquistas del municipio

El Ayuntamiento envió una carta a los propietarios de los edificios pidendo que retiraran la simbología antes del 1 de  abril, como marca la ley autonómica 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Una de las placas retiradas en la calle Sant Jordi de Vila-seca. FOTO: C.M

Una de las placas retiradas en la calle Sant Jordi de Vila-seca. FOTO: C.M

Los vecinos de Vila-seca han retirado 20 de las 22 placas franquistas que había registradas en el municipio, según ha confirmado el Ayuntamiento. Se trata de placas que fueron colocadas por el Instituto Nacional de la Vivienda (INV) en distintos edificios durante el régimen de Franco, muchas de ellas con simbología falangista como el yugo o las flechas. 

«Tendrían que haberlo hecho hace 40 años», opina Cristóbal Herrero, un vecino de la zona que reconoce que para él supone una alegría muy grande. «Para mí todo lo que esté relacionado con Franco debería desaparecer. Este señor mató a mucha gente y entre ellos estaba mi abuelo (...) Yo también soy víctima del franquismo», manifestó. En este sentido, Rocío Martínez, otra residente del municipio, ve con buenos ojos la retirada de placas porque considera que lo único que hacían esas placas es propaganda del franquismo: «Todos los propietarios deberían quitarlas. No por las multas, sino por una cuestión moral», explica. Por su parte, Carles Trujillo, un joven de Vila-seca, cree que se deben retirar para «hacer justicia a la memoria histórica». 

En abril del año pasado el alcalde Vila-seca, Josep Poblet, envió una carta a los propietarios o representantes de los 22 edificios de la ciudad que todavía conservaban algun tipo de simbología franquista para que la retirasen, según marca la ley autonómica. 

Las viviendas que no retiren los emblemas pueden tener multas de hasta 9.000 euros

La petición fue motivada por el grupo municipal  Decidim Vila-seca, en la oposición. Presentaron una moción donde reclamaban al consistorio un plan de fomento de la memoria histórica. La propuesta fue rechazada por el pleno pero el edil se comprometió a estudiar la retirada de las placas. En abril del año pasado, el Ayuntamiento encargó un informe a la Policía Local para determinar las placas franquistas que había en el municipio. Según la página web del Memorial Democràtic de la Generalitat eran 24, aunque los agentes municipales contabilizaron 22. Según el Ayuntamiento, a finales de verano los vecinos tan solo habrían retirado cuatro placas mientras que la última inspección de la Policía Local pone de manifiesto que ya se han retirado 20 de las 22 placas, en total un 90%. 

Uno de los símbolos presentes en un edificio de la Rambla, en Vila-seca. FOTO: Alba Mariné

Los propietarios que no retiren la simbología franquista de esta tipología de sus fachadas antes del 1 de abril de este 2018 se exponen a multas de más de 9.000 euros. 

Algunos vecinos consideran que el Ayuntamiento debía haberse hecho cargo de la retirada de los emblemas. Una petición que también formalizaron los grupos de la oposición a Poblet en su momento. El alcalde expuso que esta era una cuestión que dependía de los propietarios de las viviendas al tratarse de edificios privados. 

En otras ciudades como Barcelona, el Ayuntamiento se ha hecho cargo de la retirada de las placas y de arreglar el espacio donde estaban colocadas. En el caso de Tarragona también se enviaron peticiones a los vecinos pero el consistorio no se comprometió a asumir los costes. 

El mapa de las placas: 10 en Cambrils y una en Salou

En la página web ‘Acaba amb la placa’, un mapa interactivo localiza las placas franquistas que hay repartidas en los municipios de toda Catalunya y en que estado se encuentran: no retiradas, pendientes de ser retiradas o retiradas. La información se elaboró a partir de los datos del Memorial Democràtic. 

Según este mapa, en Cambrils son 10 las placas presentes en los edificios de la ciudad. Desde el consistorio aún no disponen de un registro de las que se han retirado por parte de los vecinos. Aseguran que también enviaron cartas para pedirles a los propietarios que se encargaran de eliminarlas de sus fachadas. En el pleno de julio del 2017, se aprobó una moción donde se especificaba que se acordaba proporcionar el soporte técnico necesario a los vecinos para la retirada de placas. En otro de los puntos se fijó que el Ayuntamiento actuaría de forma subsidiaria en caso de que los propietarios no retirasen las placas dentro de los plazos fijados. Los costes de estos trabajos los tendrán que asumir las viviendas afectadas. 

En el caso de Salou tan solo se había registrado un símbolo franquista en el mapa de ‘Acabem amb la placa’. 
 

Temas

Comentarios

Lea También