Más de Costa

Costa CAMBRILS

Los vecinos de la Llosa de Cambrils, hartos del abandono del barrio

Los residentes han protestado, cortando la calle Orquídies, para exigir al Ayuntamiento que realice el correspondiente mantenimiento y acometa el plan de mejora integral pendiente

Francesc Joan

Whatsapp
1. Vecinos de la Llosa, ayer con carteles de protesta en la calle Orquídies. FOTO: Fabián Acidres

1. Vecinos de la Llosa, ayer con carteles de protesta en la calle Orquídies. FOTO: Fabián Acidres

«La Llosa es Cambrils». Escrito en letras negras, sobre una pancarta de color azul atada a una valla, el mensaje era claro y elocuente. Detrás, cada vecino portaba su propio cartel reivindicativo con lemas del todo contundentes: «Reivindicamos un barrio digno»; «Remodelación»; «Aceras para la seguridad de los peatones»; «Reclamamos luz en el barrio», podía leerse en algunos; «Pagamos impuestos, queremos servicios»; «Mantenimiento»; «Limpieza del barrio y de las playas»; «Si no hay servicios, bajada de impuestos», reflejaban otros. Con su protesta una cincuentena de residentes de este barrio cambrilense quisieron dejar constancia de su situación mientras cortaban la calle principal, Orquídies, a la altura del Camí de les Lloses. La acción tuvo lugar entre las 10.00 y las 12.00 de la mañana del sábado.

La propia vía es un fiel reflejo de cómo está buena parte del barrio: con el asfalto en mal estado, muchos tramos parcheados, baches; zonas en las que la circulación de vehículos es complicada por su estrechez y donde por ese mismo motivo las aceras obligan a sillas de ruedas y cochecitos de bebé a transitar por la calzada; aceras levantadas por la raíces de los árboles...

Un vecino, mostrando en un cartel varias fotos de los desperfectos del barrio. FOTO: F.A.

De hecho desde primeros de año el Ayuntamiento licitó y tiene adjudicada la redacción del proyecto -por 22.571,14 euros, IVA incluido- para remodelar esta avenida, aunque todo queda a la espera de que el consistorio disponga de suficiente remanente en tesorería para ejecutarlo

Los vecinos, sin embargo, se han cansado ya de promesas y de esperar. Han decidido pasar a la acción para que el barrio no se degrade aún más. Prepararan más movilizaciones. No quieren que las mejoras queden en saco roto, como aquel proyecto de remodelación integral de la Llosa de 2008 que ya entonces quedó paralizado tras ejecutarse únicamente una de las tres fases previstas. 

«Estamos muy disgustados porque el mantenimiento por parte del Ayuntamiento es nulo. Nos dicen que no se pueden hacer reparaciones porque están pendientes las remodelaciones, y las remodelaciones no pueden materializarse porque no hay dinero. Y así pasa el tiempo», se queja la presidenta de la Asociación de Vecinos de la Llosa, Anna Franquet. 

Una acera de la Llosa levantada. FOTO: Cedida

Pone como ejemplo del progresivo deterioro, además de los problemas históricos con la calzada y las aceras, la poca luz que hay en las calles. «Nos cambiaron las antiguas farolas por otras pantallas que nos han dejado prácticamente a oscuras desde Orquídies hasta el paseo marítimo. Muchos vecinos van a tirar la basura con frontales de luz», detalla, sin olvidar otras deficiencias como «la falta de limpieza en playas y solares y la presencia de ratas» debido a la ausencia de mantenimiento.

«Aquí vivimos 2.000 familias que pagamos nuestros impuestos, así que merecemos los servicios que nos pertocan», reitera Franquet. 

Desde la Llosa lamentan además que el Ayuntamiento haya decidido priorizar otros planes municipales, como l’Avinguda de l’Esport, la reforma de la Rambla o el futuro Eix Cívic, cuando la remodelación del barrio estaba programada con antelación. 

La iluminación en algunas calles es muy deficiente. FOTO: Cedida

El proyecto de 2008
Aquel proyecto de mejora de la Llosa se remonta a 2008. Se dividió en tres fases y estaba valorado en su conjunto en 11,1 millones de euros. 

La primera fase contaba inicialmente con un presupuesto de 5.073.152,22 euros. Se inició ese año y finalizó parcialmente en verano de 2010, puesto que se excluyeron los trabajos en la calle Orquídies y el presupuesto se redujo a 3,6 millones de euros. Los vecinos costearon un 60% con contribuciones especiales y el ayuntamiento asumió el otro 40%.

Sin embargo las fases 2 (3.575.589,83 euros) y 3 (2.466.417,96 euros) no se llegaron a ejecutar, ya que el dinero previsto se empleó en otros proyectos; en 2011 el plenario municipal adquirió el compromiso de finalizar el plan.

Según Franquet el consistorio les ha ofrecido en algunas reuniones, en las que se ha analizado la situación del barrio, costear un 10% de las obras y que los vecinos asuman el 90% restante.

Sin embargo la asociación de la Llosa considera que ese porcentaje sería injusto con respecto al baremo del 40% municipal y 60% vecinal con el que se repartió la financiación de los trabajos de aquella primera fase.

Los parches y el asfalto deteriorado son habituales., FOTO: Cedida

Temas

Comentarios

Lea También