Los vecinos de la urbanización Jardines El Paraíso de Mont-roig reclaman agua potable

Además denuncian que el Ayuntamiento debería urbanizar sus calles. El consistorio dice que se deben hacer cargo los propietarios

Carmina Marsiñach

Whatsapp
En la urbanización hay diversos carteles que alertan que el agua de la zona tan solo es apta para consumo humano. Los vecinos denuncian el lamentable estado de las calles.  FOTO: Alfredo González

En la urbanización hay diversos carteles que alertan que el agua de la zona tan solo es apta para consumo humano. Los vecinos denuncian el lamentable estado de las calles. FOTO: Alfredo González

Los vecinos de la urbanización Jardines El Paraíso de Mont-roig reclaman tener agua potable de forma urgente. Llevan más de dos años esperando este servicio. En total son unas setenta las viviendas afectadas y la mayoría son de primera residencia. 

En 2016 el Ayuntamiento pasó a hacerse cargo del suministro de electricidad y de agua a través de Nostraigua, la entidad municipal que gestiona el servicio. La empresa pública empezó a prestar la asistencia con las instalaciones existentes. La urbanización funcionaba con pozos y no cuenta con una red de alcantarillado.

En la parte alta las aguas residuales aún van a parar a pozos negros y en la parte baja tienen una depuradora de filtraje por el suelo. «Después una cuba pasa a retirarlo. Contamina igual», explica Josep Maria Hernan, presidente de la parte baja Jardínes El Paraíso. 

Tres meses después de coger el servicio, Nostraigua comunicó a los vecinos que el agua no era apta para el consumo humano. No es apta para beber ni cocinar dado que la concentración de nitratos es superior a los 50 mg/l. Sí que es apta para el resto de usos domésticos como duchare, lavar la ropa o lavar los utensilios de cocina.

«Nosotros primero pensábamos que nos traerían agua potable. Esta problemática no nos la dijo nadie. Nosotros estamos pagando igual que si fuer agua potable», apunta Hernan. Los residentes también han realizado una reclamación a la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) para denunciar su situación.

Ahora desde Nostraigua están trabajando para conectar la urbanización con la red municipal de agua. El proyecto ya ha salido a licitación por valor de 169.178,78 euros sin IVA. El punto más cercano de la red municipal de agua se encuentra en la urbanización del barrio de Les Pobles. Precisamente allí hay uno de los depósitos importantes del municipio conocido como estación de Hifrenesa. 

Además, la red de agua se diseña para el futuro crecimiento de establecimientos de camping que el POUM de Mont-roig del Camp prevé en la zona.

Según el alcalde de Mont-roig, Fran Morancho, «está siendo lento porque es una obra complicada. Necesitamos los permisos de ADIF. Pero el proyecto no se ha parado». Está proyectado que las tuberías que permitirán conectar el servicio se instalen por el subsuelo del camino paralelo a la vía del ferrocarril Valencia-Tarragona, en el lado sur. Fuentes consultas por el Diari apuntan que ADIF podría pedir una fianza de hasta 100.000 euros para posibles desperfectos. Pero según el consistorio aún están en negociaciones. 

Alfredo González

El Ayuntamiento de Mont-roig destinará 1.522.670,83 euros para mejorar el servicio de agua potable de todo el municipio, urbanizaciones incluidas. En total se prevén seis actuaciones que se realizarán durante 2019. Según Morancho, de las 20 urbanizaciones que hay en el municipio las dos únicas que están en fase de recepcionar el agua son la de Sant Miquel y la Rustical Mont-roig. 

Las actuaciones para hacer llegar el agua potable en Jardines El Paraíso no incluyen el acantarillado de la urbanización. Según el alcalde, tanto la red de alcantarillado como la urbanización de las calles depende de los vecinos de la urbanización. 

Pero los residentes no lo ven igual. Argumentan que según el Plan Parcial ‘Jardines El Paraíso’ que se encuentra dentro del POUM aprobado en 2007, la urbanización cedió en ese momento todas sus disposiciones al Ayuntamiento. Y apuntan que según la Llei de Bases de Règim Local los propietarios tienen que hacerse cargo de conservar la urbanización por lo menos durante cinco años después de ceder sus disposiciones.

Por esto consideran que el consistorio debe hacerse cargo del mantenimiento de la vía pública. Las calles de la zona se encuentran muy deterioradas. Están repletas de socavones y levantamientos. 

Temas

Comentarios

Lea También