Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa ENTREVISTA

Manel Vilajosana: «Los campings son el motor económico de Mont-roig»

El presidente de la Associació de Càmpings de Mont-roig del Camp asegura que el sector ofrece cada vez más actividades a sus clientes. 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Manel Vilajosana es el presidente de la Associació de Campings de Mont-roig del Camp. FOTO: Cedida

Manel Vilajosana es el presidente de la Associació de Campings de Mont-roig del Camp. FOTO: Cedida

Manel Vilajosana es el gerente del macrocamping de la Torre del Sol de Mont-roig y presidente de la Associació de Campings de Mont-roig del Camp. Asegura que el sector pasa por un buen momento pero reconoce que nunca les ha ido mal. La clave: la adaptación constante. 

La Costa Daurada tiene los mejores campings de Europa. ¿El éxito de la temporada está asegurado?
Esto no se puede decir nunca. El turismo es un sector cambiante y complejo. Te tienes que ir adaptando a la manera de  hacer vacaciones de la gente. El camping es uno de los sectores que ha tenido más capacidad de adaptación, quizás porque se trata fundamentalmente de empresas familiares que han sabido ver por dónde iban las tendencias. Los campings de esta zona ofrecemos producto de sol, playa, y natura que sigue siendo fundamental, pero ha hecho falta incorporar nuevos elementos. 

¿Los clientes quieren más servicios?
Sí, incorporar nuevos servicios, convertir la animación y el hecho de divertirse en un elemento clave. También ofrecemos wellness, jacuzzis, agua de mar, agua dulce, una serie de servicios que la gente quiere. Ya no hay suficiente con tener un camping con muy buenas instalaciones. 

«El reto del sector no es hacer una buena temporada sino ver de qué manera se puede alargar»

¿Las familias han cambiado su forma de hacer vacaciones?
Las familias con niños se dan cuenta que el camping es el lugar ideal. Por la libertad de moverse y no tener preocupaciones. Están en un sitio seguro, cerrado y abierto al mismo tiempo. Hay muchas actividades y por esto la gente opta por este tipo de resortes que mantiene el espíritu del camping. En los últimos tiempos ha habido cierta recuperación del campista clásico, del que viene con su autocaravana y su tienda. Pero la oferta de alojamientos es muy grande. 

¿Qué importancia tiene el sector del camping en la Costa Daurada?
Es muy importante pero en el caso de Mont-roig aún es más acusado. Es el motor turístico del municipio. Una franja muy importante del litoral se ha preservado sin construcciones ni cimientos gracias a los siete campings del municipio. Es uno de los únicos municipios donde hay tres campings con la máxima calificación de 5 estrellas.

¿El sector del camping pasa por un buen momento? 
Sí. El sector del camping no ha ido nunca mal, incluso durante la crisis, los campings han sabido aguantar mejor. Es un tipo de vacaciones que la gente se puede graduar según sus posibilidades. Tú decides si comer en el bungalow o en el restaurante. 

«Mont-roig es como una Catalunya en miniatura. Tenemos mar y montaña. Actividad agrícola, que son los jardineros del paisaje»

¿Cuáles son sus retos?
El reto del sector no es una buena temporada.  No es llenar en verano. Esto lo hacemos sin querer. El reto es de qué manera se alarga la temporada. Ahora en el camping Torre del Sol estamos construyendo una piscina climatizada. Buscamos elementos que sean atractivos para hacer vacaciones fuera de temporada. 

¿Qué turistas vienen fuera de temporada? 
Familias sin niños, pero sobre todo jubilados. Desde hace años les ofrecemos el servicio de guardarles la caravana. La tendencia de que venga gente en avión o en coche es cada vez creciente. 

¿De qué países vienen? 
Básicamente de Holanda, Francia, Alemania o Bélgica. En temporada baja suizos y a lo largo de la temporada, españoles. 

«Decir que el Procés ha hecho daño al turismo sería una exageración. Que no ha tenido ninguna incidencia sería negar la realidad»

¿Qué les atrae de Mont-roig?
La naturaleza, las instalaciones... Mont-roig es como una Catalunya en miniatura. Tenemos el mar y la montaña. Tenemos la actividad agrícola que aún se mantiene, son los jardineros del paisaje, es un lugar que no se ha deteriorado. Conserva estas características que permiten combinar la actividad económica y el respeto por el entorno. Los que gobiernan tienen que asumir que el motor económico es el turismo. 

El gobierno apuesta por una vía verde cuando quiten las vías. 
Será bueno. Cada vez tenemos más gente que va en bicicleta a L’Hospitalet o Cambrils y la carretera es muy peligrosa. Se suturará una cicatriz que hay en el paisaje, en el territorio. Pero la demora del Corredor Mediterráneo es una vergüenza. 

También es concejal de ERC en el consistorio. Al final no entraron en el gobierno del PSC.  
Fue una lástima. Teníamos unos programas con unas similitudes enormes y basados en el plan estratégico aprobado poco antes de las elecciones. A nivel personal, pienso que habría sido un pacto de dos fuerzas de carácter progresistas, con discrepancias ideológicas y en temas no municipales. Una mayoritaria en Miami y, la otra en Mont-roig. Era un pacto difícil de justificar para los electores. Hizo falta valentía. Y nosotros fuimos valientes sin tener mucho a ganar. 

¿El procés ha hecho daño al turismo? 
Decir que ha hecho daño sería una exageración. Decir que no ha tenido ninguna incidencia sería negar la realidad. Pero tuvieron mucha más repercusión los atentados de Barcelona y Cambrils. 

El camping Àmfora d’Arcs de Cambrils ha sido comprado por un grupo francés y el de Els Prats de Mont-roig por una compañía de Alicante. ¿Es una tendencia?
Hay una tendencia que en Catalunya no es mayoritaria. En Francia o Italia desde determinados centros económicos se ha visto el mundo del camping como un negocio rentable. El peligro sería caer en la mcdonalización de los campings y que se pierda su espíritu. Es un poco preocupante. 

Temas

Comentarios

Lea También