Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Mantener las zonas de tren es otro castigo para el Baix Penedès"

La comarca pide rebajar las actuales zonas 5 y 6 a 4 y 5 y una T-10 de una zona para moverse por el Penedès

José M. Baselga

Whatsapp
La zonificación castiga al Baix Penedès.

La zonificación castiga al Baix Penedès.

Desde el 1 de enero, los municipios que estaban en la segunda zona de la Red de Cercanías de Renfe de Barcelona, han pasado a tener un precio de billete como de una zona.

Las estaciones del Baix Penedès están en la esa misma red de Cercanías pero en las zonas 5 y 6. Y ahí se han quedado. El precio sigue siendo el que tenían.  Desde Calafell a Barcelona (ida y vuelta) el billete sencillo cuesta 10 euros.

'Un castigo'
Quedar fuera de una rebaja de zonas genera quejas en el Baix Penedès desde donde a diario miles de personas van a Barcelona en tren. «Es un castigo a la comarca», explica el concejal de Cunit, Jaume Casañas.

Son muchos los que a diario de desplazan a Barcelona desde el Baix Penedès.

El Consell Comarcal reclama que las estaciones del Baix Penedès pasen a ser zonas 5 y 4 en lugar de las 6 y 5 actuales. Además, que para los desplazamientos en el área del Penedès desde Sant Vicenç a Vilanova (costa) o Vilafranca (interior) el precio sea como de una única zona.
Un billete de Sant Vicenç a Vilanova es ahora de tres zonas para hacer 30 kilómetros. Pero para esa misma distancia en la primera corona de Barcelona es de una única zona. 

Una T-10 del Penedès
«Es un agravio para los miles de usuarios del Baix Penedès». Una demandas de la comarca es la creación de una tarjeta T-10 para desplazarse por el Penedès al precio de una única zona. 

La reclamación se une a las protestas por el encarecimiento de la autopista C-32 aprobada por la Generalitat y que supone 22,14 euros para el trayecto entre El Vendrell y Barcelona (ida y vuelta). Se encarece el transporte privado, pero no hay políticas que incentiven el uso del público.

Los vecinos se sienten agraviados.

Es más, se castiga el uso del tren, porque en episodios de elevada contaminación en los que Barcelona prohiba el acceso con coche, los municipios del entorno metropolitano tendrán un billete más barato. «Los del Baix Penedès seguirán igual y con la obligación de ir en tren al no poder coger el coche».

La comarca denuncia estar fuera de políticas de movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), pese a que por sus dinámicas, técnicamente, debería formar parte. El Parlament reconoce competencias técnicas y políticas al AMB, como las de movilidad.

Con el IBI
La rebaja de zonas en el AMB se compensará a Renfe con parte del IBI recaudado (y que se incrementará) en los municipios del  Área Metropolitana. Al estar fuera del AMB, en el Baix Penedès la rebaja de zonificación debe aplicarla la Generalitat, pero no ha mostrado intención de asumir ese coste.

A la reclamación de una rebaja del billete, se una la demanda de un incremento de las frecuencias de las estaciones del Baix Penedès hacia Barcelona. Cuando los trenes como el Euromed se desvíen «habrá espacio suficiente para poner nuevas unidades que permitan más tránsitos».

Temas

Comentarios

Lea También