Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 400 personas buscan trabajo en el sector turístico de la Costa Daurada

El Parc Científic i Tecnològic de Vila-seca acogió ayer la IIJornada Treballa al Turisme. Treinta empresas vinculadas a la FEHT ofrecieron entrevistas de trabajo para cubrir vacantes

Maria Pedrerol

Whatsapp
Una de las personas que ayer acudieron a la jornada Treballa al Turisme, realizando una entrevista para Golden Hotels. FOTO: Pere Ferré

Una de las personas que ayer acudieron a la jornada Treballa al Turisme, realizando una entrevista para Golden Hotels. FOTO: Pere Ferré

Se acerca verano y, con él, la temporada turística tras la cual hay una importante logística que todo el sector debe preparar para afrontar la llegada de turistas a la Costa Daurada.

Parte de estos trabajos consisten en garantizar un buen servicio a los clientes, servicio que será de mayor calidad en parte gracias a los empleados de  los establecimientos que acogerán a todos estos turistas.

Por esto los preparativos de la temporada ya han comenzado. Uno de ellos es el que acogió ayer el Parc Científic i Tecnològic de Vila-seca, en el que más de una treintena de empresas (a excepción de las agencias de viajes) vinculadas a la Federació d’Empresaris, Hoteleria i Turisme de la provincia de Tarragona (FEHT) se dieron cita en la II Jornada Treballa al Turisme.

Según explicó la vicepresidenta de la federación, Berta Cabré, la jornada «es un  punto de encuentro entre las personas que están buscando trabajo y las empresas que tienen puestos vacantes y  una manera de establecer un primer contacto con las personas que tienen interés de trabajar en el sector turístico».

En este sentido, a lo largo de la mañana fueron aproximadamente 400 las personas que fueron entrevistadas por las distintas compañías, entre las cuales había hoteles, cámpings, apartamentos, empresas de restauración y PortAventura que ofrecieron un total de 800 vacantes.

Los interesados dejaron el currículum a tres empresas con las que querían mantener una entrevista y a la vez este currículum llegaba a todas las empresas que participaron en la jornada.

El perfil del trabajador que todas buscaban era un perfil operativo para todos los departamentos. Se trata de un perfil que abarca aproximadamente entre el 80 y el 90% del total de la plantilla de estas compañías.

Unido a ello cabe destacar que, a resultas de la celebración de la primera edición de la jornada, en 2018, hubo varias contrataciones que, en algunos casos, se han alargado todo el año. Por ello, Cabré destacó que «no sólo ofrecemos contratos temporales de verano, sino que también hay puestos de trabajo de temporalidad más alta, incluso de todo el año».

Para determinar a qué persona contractar las empresas tuvieron en cuenta una serie de elementos en general, comunes a todas. Entre ellos, el disponer de experiencia previa en el sector. La edad, por su parte, no era un factor determinante a la hora de dar el sí al nuevo empleado.
Finalmente, el perfil de las personas que acudieron a la jornada era, en su mayoría, el de estudiantes, extranjeros (con especial incidencia de rusos y ucranianos) y mucha gente con conocimiento de idiomas.

La fluctuación del sector

El del turismo y la hostelería es un sector muy fluctuante. Hay varios factores que así lo determinan, como el de la situación económica en la que se encuentre el sector de  la industria y, sobre todo, de la construcción. En este sentido, el director de Recursos Humanos de Oh!tels, Cristóbal Campaña, explicó que ambos sectores han estado «históricamente interrelacionados», esto es, «cuando el sector de la construcción ha ido bien, en la hostelería nos ha costado mucho cubrir vacantes», y al revés.

Esto es así porque la jornada laboral en la construcción no incluye los fines de semana y, además, hay unos pluses de sueldo que la hostelería no tiene. Así, con el boom de la construcción, en el año 2000, «faltó mucha gente en la hostelería». Esto cambió con la crisis de 2008. Entonces «se perdieron muchos puestos de trabajo en la construcción y hubo una sobreoferta de personal que quiso trabajar en la hostelería».
 

Temas

Comentarios