Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de 900 firmas respaldan la petición de una residencia en Altafulla

Los impulsores de la campaña entregaron las peticiones al Ayuntamiento el viernes. Han superado sus expectativas

Joan Boronat

Whatsapp
Dos vecinos miran el edificio construido hace años para pisos tutelados y centro de día. Foto: Joan Boronat

Dos vecinos miran el edificio construido hace años para pisos tutelados y centro de día. Foto: Joan Boronat

La campaña de recogida de firmas, por iniciativa vecinal en Altafulla, para reclamar una residencia para la gente mayor y centro de día «ha superado, con creces, todos los pronósticos», subraya Pepita Farreras, una de las impulsoras. El viernes por la mañana fueron presentadas 946 firmas recogidas en la veintena de puntos dispuestos para tal fin, a lo largo de 15 días, lo cual «nos satisface enormemente al ver la respuesta masiva de la ciudadanía, en favor de este equipamiento», dice Farreras.

La petición de una residencia para y centro de día en Altafulla ha encontrado el respaldo de entidades, firmas comerciales, «vecinos de todas las zonas del municipio y edades». Asimismo, ha llamado poderosamente la atención de los promotores «el manifiesto compromiso de los jóvenes».

Los portavoces del colectivo entregaron el pliego de firmas al primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Altafulla, Jordi Molinera, el cual se comprometió a someter a consideración del Consistorio municipal, la viabilidad del equipamiento reclamado. Se comprometió a mantener un encuentro posterior, con los representantes de este movimiento popular, para informarles de la resolución tomada alrededor de esta cuestión.

La concejal de Acció Social y Gent Gran del ayuntamiento altafullense, Eva Martínez, en declaraciones a Altafulla Ràdio ha calificado de «inviable», la construcción de una residencia. Recuerda que en la pasada legislatura se intentó poner en marcha este proyecto «pero la Generalitat no ofrecía una línea de subvenciones que lo hiciera posible».

Con todo, Eva Martínez ha considerado “muy lícita” la iniciativa de los ciudadanos, pidiendo la residencia para gente mayor, «un sueño que quisiera ver realidad yo y cualquier persona, de responsabilidad política, en mi lugar». No obstante ha manifestado que «se estudiará si el momento actual es más propicio que en el anterior intento».

La mayor dificultad estriba, según la responsable del área de la Gent Gran, en el elevado coste que supondría para los usuarios sufragar el servicio «que ascendería a los 1.800 o 2.000 euros mensuales». A ello se une el inconveniente de que «el Ayuntamiento no podría hacerse cargo y la gestión de la residencia debería de externalizarse», proceso que en su día se inició y que quedó desierto.

A partir de este episodio, en Altafulla existe la confianza de que la reclamación será puesta nuevamente sobre la mesa, y que el consistorio estudiará su viabilidad sin reticencias.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También