Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Societat

Miami Platja: los inquilinos que se han convertido en okupas

La pareja que vive en el inmueble con su hija asegura que «es mentira», que siempre han pagado hasta que les cortaron el agua desde que los propietarios no abonaban las facturas

Carmina Marsiñach

Whatsapp
El matrimonio protestando delante de la casa de su hijo este miércoles en Miami Platja.  FOTO: Alfredo González

El matrimonio protestando delante de la casa de su hijo este miércoles en Miami Platja. FOTO: Alfredo González

Amparo Bonilla y Antonio Clemente, un matrimonio jubilado de Miami Platja, llevan cinco días protestando delante de la casa de su hijo. Denuncian que los inquilinos hace 20 meses que no pagan el alquiler, según Amparo, y explica que iniciaron la protesta porque «no podemos seguir con esta situación, estamos desesperados, no podemos pagar la hipoteca de esta casa».

La vivienda, ubicada en la calle Costa Daurada 5 de Miami Platja, es propiedad de uno de los hijos de Amparo que actualmente trabaja en Madrid. Sus padres aseguran que precisamente alquilaron la casa para pagar la hipoteca.

Hace ocho meses interpusieron una denuncia por impagos en el Juzgado de Reus, pero según Amparo, no saben cómo evoluciona la demanda ya que las cartas llegan a la casa de su hijo. Precisamente hoy, tienen previsto ir a los juzgados para consultarlo. 

Desde el pasado sábado, cada tarde se sientan delante del inmueble para protestar con una pancarta desde las 18.30 a las 20 horas. Y señalan que lo seguirán haciendo hasta que no se resuelva la situación y pese a que los inquilinos les habrían prometido marcharse como muy tarde el día 30 de septiembre, un acuerdo al que llegaron con una persona intermediaria. 

El matrimonio explica que el primer día que se sentaron delante de su caso, los inquilinos les echaron agua sucia y llamaron a la Policía Local y días después a los Mossos. 

El caso se ha hecho viral a través de las redes sociales y Amparo está «muy agradecida» por el apoyo recibido por los vecinos de Miami Platja. De hecho este martes, una decena de vecinos protestaron junto a ellos. 

La versión de los inquilinos

La versión de los inquilinos, una pareja y su hija mayor de edad, es totalmente distinta. A. Leal, la madre, explica que todo lo que dicen Amparo y Antonio «es mentira (…) nosotros siempre hemos querido pagar». La mujer que vive en el inmueble expone que el hijo, el propietario, nunca quiso hacerles un contrato de alquiler, pactaron un contrato verbal y les pedía que le pagaran en negro.

Entonces, explica que este mes de enero les cortaron el agua porque el propietario del piso no la pagaba y fue cuando ellos dejaron de abonar el alquiler. 

Leal dice que no han recibido ninguna notificación sobre la supuesta denuncia que el matrimonio hizo contra ellos por impagos. La inquilina asegura que ellos sí que denunciaron al propietario de la casa en dos ocasiones por distintas agresiones.

Relata que el pasado 27 de enero dos personas que iban con casco se presentaron en su casa y agredieron al marido de su madre. Según cuenta en la denuncia, le propinaron un puñetazo  en la mandíbula y le dieron varias patadas en la rodilla. Y según Leal, uno de ellos era el propietario de la casa que habría ido con un amigo. 

Leal asegura que llevan meses buscando otro piso pero no encuentran ninguno. «No voy a coger agua por placer (…) nunca nos hemos negado a pagar a ese señor», explica. Lamenta que el hijo «no de la cara» y sean sus padres los que lo hacen y no entiende por qué hacen esta manifestación si ya llegaron a un acuerdo de marcharse el 30 de septiembre. 

Leal asegura que ha recibido amenazas y comentarios peyorativos a través de las redes sociales y que a raíz de esta situación ha tenido que llevar a su hija al psicólogo porque «le da miedo salir de casa». 

Temas

Comentarios

Lea También