Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Miami Platja suspende con un 4,1 en movilidad y seguridad viaria

Según una auditoría del RACC, la travesera de Miami Platja concentra problemas de movilidad y adecuación urbana
Whatsapp
El estudio del RACC da dos estrellas de cinco al tramo que cruza la N-340 en Miami Platja.  Foto: Alba Mariné

El estudio del RACC da dos estrellas de cinco al tramo que cruza la N-340 en Miami Platja. Foto: Alba Mariné

Los tres kilómetros de la N-340 que traspasan el núcleo de Miami Platja no cumplen los mínimos en seguridad viaria, movilidad ni adecuación urbana. Así lo confirma la última auditoría publicada por RACC(Reial Automòvil Club de Catalunya), donde Miami Platja obtiene una nota de 41,5 de 100. De esta forma, no consigue superar los mínimos para el aprobado. Aunque el 2009 se inauguró la nueva autovía, el tramo que se concentra entre el punto kilométrico 1129,6 y el 1132,6 de la N-340 no ha visto cambiar su aspecto. Esto ha hecho que la movilidad se vea afectada de forma negativa.

Tal como asegura el RACC, los pasos de peatones son casi inexistentes y la circulación del transporte privado es complicada. También incluye la carencia de un carril bici y el equipamiento necesario en las paradas de transporte público. En el estudio, este aspecto no llega ni al 40%. La adecuación urbana se sitúa en un porcentaje aún más bajo, en un 33%. En este apartado se incluye el mobiliario urbano y árboles de la zona, inexistente según esta organización. La integración urbana no consigue superar tampoco el barómetro de esta auditoría, que apunta que con este resultado no es posible desarrollar una movilidad sostenible, perjudicando negativamente no sólo a los vecinos de la zona, sino también a sus negocios.

Sin embargo, uno de los puntos más criticados por el RACC es el de la seguridad viaria. Aunque el tramo está limitado a 50km/h, los vehículos que pasan por estos tres kilómetros superan en su mayoría este límite de velocidad, siendo un peligro para peatones y demás vehículos. Finalmente, el último de los puntos negativos que se lleva Miami en este estudio es el paso de vehículos pesantes. La autovía, aunque ha absorbido gran parte de volumen de tráfico, no ha solucionado esta problemática.

Desde el consistorio no están de acuerdo con esta visión y no les concuerdan estos resultados con la realidad. Es por este motivo que aseguran que se pondrán en contacto con RACC para hablar sobre la auditoría. El concejal de movilidad, Fermín Díaz, asegura que la seguridad y la movilidad de esta zona registra unos buenos niveles. Las mejoras pertinentes, reconoce, corresponden al Estado, quien no ha cedido el control de la N-340 a Miami. Ante esta situación, Díaz afirma que volverán a reclamar los derechos sobre esta carretera. El concejal ha remarcado que la señalización vertical y horizontal de la zona ha sido renovada recientemente y que desde hace medio año se está trabajando en un estudio para saber en qué aspectos se puede mejorar esta zona y en el conjunto de Miami Platja. Todos estos puntos se pondrán encima de la mesa en la sesión de la junta local de hoy.

Desde el RACC ofrecen estas auditorías para que los consistorios municipales puedan tener más fuerza ante las administraciones estatales para pedir mejoras en sus poblaciones.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También