Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Millo se compromete a desmantelar las vías de la costa

Los ediles exigen celeridad al delegado del Gobierno en retirar las instalaciones ferroviarias 

C.Marsiñach/M.Just/ACN

Whatsapp
La reunión de los alcaldes de la costa con el delegado del Gobierno, Enric Millo, para tratar el desmantelamiento de las vías. FOTO: cedida

La reunión de los alcaldes de la costa con el delegado del Gobierno, Enric Millo, para tratar el desmantelamiento de las vías. FOTO: cedida

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, se reunió ayer con los alcaldes de Salou, Cambrils, Mont-roig del Camp, Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant y Vinyols i els Arcs, a quienes confirmó el desmantelamiento de las vías de la actual línea de la costa

Los ediles solicitaron un encuentro con el delegado para que canalizara sus inquietudes y posiciones ante el Ministerio de Fomento, planteándole la cuestión como una prioridad y pidiendo celeridad para la redacción del proyecto de desmantelamiento, además de plazos y calendario para su ejecución. Millo valoró positivamente el «consenso» entre los alcaldes, que reclaman la retirada de las instalaciones ferroviarias entre Salou, PortAventura y Vandellòs una vez entre en servicio el Corredor Mediterráneo. 

El delegado del gobierno remarcó que el desmantelamiento de la vía «se hará seguro porque así lo dice el informe de impacto ambiental». Sobre las condiciones y los calendarios, explicó que junto con los alcaldes dispondrán de un mecanismo permanente de seguimiento de las actuaciones. «Nuestro compromiso es acompañarlos en la defensa de los intereses del territorio y hacerlo compatible con los proyectos del ministerio», afirmó el delegado.

Una comisión de seguimiento 

Los alcaldes manifestaron su preocupación ante el riesgo de que la vía quede abandonada como ha pasado en otras poblaciones. Creen que comportaría problemas de suciedad, mala imagen e inseguridad. Por este motivo también piden –y se lo trasladaron al delegado– la creación de una comisión de seguimiento periódico para saber cómo se está elaborando el proyecto de desmantelamiento a la que el delegado del gobierno se comprometió. Un hecho que remarca como «imprescindible» el alcalde de Salou, Pere Granados, quien señala que «nosotros reivindicamos que se desmantelen las vías. Queremos que cumplan con el compromiso porque es una barrera física que tenemos en y que ha paralizado el desarrollo de la ciudad».

«Salou no perderá la conectividad ferroviaria. Tendremos conexiones desde la estación de Salou-PortAventura, que es lo que queremos reivindicar. No queremos que nadie manipule a la opinión pública. Lo que dicen las plataformas –partidarias de mantener las vías– es una falacia», insiste Granados. «Las vías deberían retirarse desde el primer día en que entre en funcionamiento el Corredor. Se han comprometido y están obligados a ello. Reivindicamos que se cumpla. Además, entre nosotros hay consenso. Queremos un calendario», añade el edil. Les gustaría que algún día llegara el reivindicado tranvía, pero asegura que de momento es «humo» y que su intención es reordenar urbanísticamente el trazado que ocupa actualmente la vía. 

Millo se comprometió a reunirse este mes con el ministro de Fomento para trasladarle las peticiones y también a convocar otra reunión con los ediles de para darles una primera respuesta.

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, señala que pidieron al delegado «un interlocutor válido» para hablar sobre la cesión de los terrenos. «Pero ha dejado entender que aún no hay proyecto de desmantelamiento redactado ni calendario previsto, algo que nos ha dejado preocupados».

El tranvía, un proyecto aparte

Sobre la petición de la Plataforma per la Defensa d’un Ferrocarril Públic i de Qualitat (pdf.camp) y la Associació per la Promoció del Transport Públic (PTP) de mantener las vías para el paso de trenes-tranvía, Millo afirmó que este es un proyecto independiente que, en cualquier caso, los ayuntamientos deberían acordar con la Generalitat. El delegado insistió en que la retirada de la vía «no tiene nada que ver» con la voluntad de que en el futuro se apueste por implementar un tranvía de tipo urbano. Pero opinó que ahora la prioridad es la finalización del Corredor y después el desmantelamiento.
En este sentido, el alcalde de Mont-roig del Camp, Fran Morancho considera que se está «pervirtiendo» el tema del tranvía. «Ninguno de los cinco municipios rechaza tener un tranvía. Pero no se puede hacer con las vías que tenemos actualmente», explica. Morancho valoró el encuentro con Millo de forma positiva para poner «fil a l’agulla» al desmantelamiento. Asegura que «ningún» vecino le ha pedido que no se haga el desmantelamiento, «todos quieren las vías fuera», remarca.  

Por su parte, el alcalde de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, Alfons Garcia, considera que el tema del tranvía «va para largo» y que es «un proyecto muy incipiente». El edil aprovechó el encuentro para pedir que, con la nueva estación de L’Hospitalet y la nueva línea del Corredor del Mediterrani, se incrementen las frecuencias horarias de servicio ferroviario.

Temas

Comentarios

Lea También