Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mont-roig busca ermitaño para cuidar la Mare de Déu de la Roca

La Associació Patronat Mare de Déu de la Roca oferta este puesto que incluirá alojamiento gratuito en el mismo recinto
Whatsapp
El ermitaño deberá encargarse de la limpieza y de la conservación del entorno del Santuari de la Mare de Déu de la Roca. Foto: Pere Ferré

El ermitaño deberá encargarse de la limpieza y de la conservación del entorno del Santuari de la Mare de Déu de la Roca. Foto: Pere Ferré

El oficio de ermitaño no está olvidado, ni mucho menos extinguido. La Associació Patronat Mare de Déu de la Roca de Mont-roig del Camp ha sacado a concurso una plaza con el objetivo de conseguir una persona mayor de edad, ya sea hombre o mujer, o bien una familia, que tenga cuidado de la conservación y restauración del Santuari de la Mare de Déu de la Roca.

El contrato tendrá como duración un año con derecho a prórroga e incluirá alojamiento gratuito en la vivienda familiar que está situada en la segunda planta del edificio. En este sentido, una de las bases esenciales es que aquél que ocupe el cargo viva en el santuario de forma permanente y continuada. Esto supone tener el recinto abierto al público en los horarios que toca y realizar ciertas tareas cotidianas, como tener la ermita en buen estado de conservación de manera que ofrezca un buen aspecto, ocuparse de la limpieza de la iglesia, de la plaza, de los servicios y del entorno.

El elegido también se encargará de gestionar las actividades de hospedería, de comedor y el despacho de cirios y recuerdos. De este modo, a través de la explotación de estos servicios, podrá ganarse la vida. Por eso es imprescindible tener nociones de restauración y de atención al público. Así mismo, la presidenta de la Associació Patronat Mare de Déu de la Roca, M. Neus Mendoza, afirma que es básico que el ermitaño tenga un respeto religioso y cultural. Además, se evaluará que sepa hablar en catalán y en otros idiomas y, teniendo en cuenta que lo más bonito de los vecinos de Mont-roig es la devoción que sienten por su patrona, se valorará positivamente que tenga conocimientos sobre la historia de la ermita y sobre las tradiciones y costumbres de las personas del municipio. A todo esto, una de las condiciones para ser escogido es pagar una fianza de mil euros, que se puede fraccionar en tres plazos y que al finalizar la labor como ermitaño será devuelto siempre y cuando no se ocasione ningún desperfecto en su estada.

El concurso, que se inició el 11 de agosto, estará abierto hasta el próximo lunes. Las peticiones de todos los interesados deberán ir acompañadas de un currículum, una vida laboral y una fotografía y tendrán que entregarse en el buzón del local de la asociación ubicado en la calle Francesc Riba i Mestre 24, de Mont-roig del Camp. Todo aquel que quiera consultar las bases puede hacerlo en la página de Facebook del Patronat Mare de Déu de la Roca, donde han sido publicadas con el objetivo de llegar al mayor número de personas posible.

Hasta ahora, según confiesa Mendoza, han recibido más de 200 llamadas interesándose por la plaza y también han recogido una gran cantidad de currículums. La presidenta asegura que a partir del último día harán una preselección que les servirá para hacer una entrevista a nivel particular y no será hasta principios de octubre cuando comenzará a realizar sus funciones el nuevo ermitaño. Para la representante de la entidad, «la persona que entre a cubrir el puesto puede ganarse muy bien la vida», sin embargo admite que es algo sacrificado ya que la ermita nunca puede quedarse sola.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También