Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mont-roig pide cambiar de sitio los barracones del instituto en Miami

Ensenyament rechaza la propuesta alegando que no hay mejor lugar y el Ayuntamiento dice que provoca fuga de alumnos a L´Hospitalet

J.Cabré

Whatsapp
Los barracones educativos de Miami Platja están operativos desde el curso 2009/10. Foto: Cedida

Los barracones educativos de Miami Platja están operativos desde el curso 2009/10. Foto: Cedida

El Ayuntamiento de Mont-roig del Camp pretende tener un instituto de secundaria propio en Miami Platja para absorber la demanda de alumnado de las dos escuelas existentes: Joan Miró y Marcel·lí Esquius. Este plan a medio plazo pasa por corregir una situación de provisionalidad en este núcleo con 8.000 vecinos.

Los alumnos que terminan la primaria en el Joan Miró pasan a los barracones, que son un anexo del instituto Antoni de Ballester de Mont-roig del Camp. Actualmente hay 134 adolescentes que cursan la ESO. Por su parte, a una gran mayoría de los alumnos que terminan en el Marcel·lí Esquius le sale más a cuenta buscar plaza en L’Hospitalet de l’Infant por cercanía geográfica. Y para evitar la fuga de alumnos y gestionar la educación obligatoria en Miami Platja, el Ayuntamiento lleva tiempo buscando una solución.

En el curso 2009/10, la Generalitat implantó el modelo de escuela-instituto en el núcleo de Miami Platja. Así nació este proyecto educativo que satisfacía a todas las partes: los alumnos de Miami no se desplazaban a Mont-roig y podían terminar la educación obligatoria cerca de casa. «La Generalitat decidió eliminar este concepto de escuela-instituto, pero ha mantenido los barracones para los dos centros de Miami Platja», explica el alcalde Fran Morancho. Los prefabricados se encuentran en estado precario y en unos terrenos que no son de titularidad municipal. Esta situación dificulta la ampliación e instalación de nuevos módulos y la futura construcción definitiva del edificio», dice el alcalde.

La oferta de traslado, votada por unanimidad en el pleno y presupuestada en 600.000 euros, es la solución más apropiada: terreno municipal centrado entre las dos escuelas y previsto para poder edificar en el futuro. «Ahora el instituto es un anexo del de Mont-roig, pero Miami tendrá su instituto», remarca Morancho.

El alcalde, del PSC, explica que su grupo parlamentario presentó una enmienda a los presupuestos para costear estos 600.000 euros «que corresponden a la Generalitat», pero ayer mismo fue rechazada por PDCat y ERC.

Puerta cerrada

A la directora de los Serveis Territorials d’Ensenyament, Sílvia Rodes, le ha sorprendido la petición. «El Departament ya realizó una inversión para ubicar estos módulos prefabricados en el terreno que el Ayuntamiento nos dijo. Es la primera noticia que tengo de que ahora quieran de nuevo reubicarlos», explica Rodes.

El Departament considera que el actual emplazamiento, al lado de la Escola Joan Miró, es el mejor sitio en Miami. «Tienen las instalaciones de la escuela al lado y sus pistas deportivas para utilizarlas. No creo que sea razonable trasladar a todos estos alumnos a otro solar». Además, también señala que los alumnos de secundaria cabrían perfectamente en el edificio de Mont-roig.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También