Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muere el águila encontrada en Mont-roig

Se trataba de un ejemplar de águila pescadora. En Catalunya, sólo se encuentran 30 parejas de este tipo de animal
Whatsapp
El águila pescadora fue encontrada por la Associació Ecologista l\'Escurçó de Mont-roig del Camp. Foto: Cedida

El águila pescadora fue encontrada por la Associació Ecologista l\'Escurçó de Mont-roig del Camp. Foto: Cedida

Final amargo para el ejemplar de águila pescadora encontrado en Mont-roig del Camp. El grupo de agentes de vigilancia rural de la Associació Escurçó encontró a finales de marzo un ejemplar de águila pescadora. Se trata de una especie que en estos momentos se encuentra en peligro de extinción en Catalunya, donde actualmente sólo hay treinta parejas de este animal.

Tal como explica Joan Manel Olivella, miembro d’Escurçó, el animal se halló en la partida de Mar de Salís, en el término municipal de Mont-roig del Camp. Después de reconocer el ave y comprobar que presentaba un cuadro de cansancio grave, procedieron a llevarlo a la clínica veterinaria Mediterrani Veterinaris tal y como ordena el reglamento. Allí, comprobaron que el águila había migrado desde Alemania, donde fue anillada. El veterinario detectó que además de cansancio, el águila presentaba varios hematomas en su cuerpo.

El siguiente paso consistió en el traslado del animal al Centre de Fauna de Torreferrussa, donde se encargan de cuidar aves que se encuentran en peligro o estén heridas. El análisis del águila no daba pie a ser optimista: tenía dos hematomas en las patas y otro en una de sus alas. Lo peor, sin embargo, era la infección en el buche. Además, la cola estaba en muy mal estado, sugiriendo que o bien pasó mucho tiempo por los suelos o por el contrario, estuvo en captividad durante un tiempo.

 

La causa de la muerte

Sin embargo, la necrópsia apunta que no fue esa la causa de la muerte, aunque pudo contribuir a ella. Tal como afirma el veterinario Rafael Molina del Centre de Fauna de Torreferrussa, el animal sufría una infección en el buche que se extendió al resto del cuerpo. Dos días después de ser ingresada en el centro, el ave murió sin que se pudiera hacer nada para salvar su vida. Lo más probable es que el ave se golpeara contra un objeto que la dejó por los suelos. Luego, la infección del buche se extendió al resto del cuerpo, provocando su muerte.

El animal pertenecía a la especie pescadora, que se caracteriza por su grande tamaño, dorso oscuro y partes inferiores blancas, con plumaje liso y oleoso. Normalmente anida cerca del mar, ríos o lagos. En el caso del águila encontrada en Mont-roig, se trataba de un macho. Al llegar al centro de Torreferrussa, el ave estaba exhausto, lo queno auguraba una rápida recuperación. Aunque en un primer momento hubo la hipótesi de la electrocución, Molina la descarta:«Las alas no tenían plumas quemadas. Lo más probable es que se golpeara con un poste, que justificaría los hematomas en las patas y en el ala derecha, pero no se electrocutó».

Migró desde Alemania

Antes de llegar a Torreferrussa, el ave hizó un viaje de más de mil quinientos kilómetros. Los profesionales del centro llegaron a esa conclusión gracias a la anilla que se colocó en una de sus patas. Lo que se desconoce es la ruta que siguió el ave y los días que tardó en realizar este recorrido. Los expertos apuntan a que el ave se encontraba de paso por Mont-roig y que se dirigía al Delta en busca de un mejor clima.

Actualmente en Catalunya sólo hay 30 parejas de esta especie.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También