Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muere una niña de cuatro años atropellada en La Pineda

La pequeña Anmol cruzó sola la calle cuando un turismo pasaba. Se investiga si lo hacía por el paso de peatones
Whatsapp
La pequeña cruzó posiblemente por el paso de peatones y un turismo la arrolló ayer en La Pineda. Foto: Lluís Milián

La pequeña cruzó posiblemente por el paso de peatones y un turismo la arrolló ayer en La Pineda. Foto: Lluís Milián

La pequeña Anmol tenía cuatro años. Vivía con sus padres y su hermano en Vila-seca, donde la familia, de origen pakistaní, regenta un negocio de comida árabe. Ayer tocaba día de playa y la familia se desplazó hasta La Pineda (concretamente a la zona conocida como Porta del Mar) para darse un buen chapuzón.

Según testigos presenciales y fuentes de la investigación, su padre aparcaba el vehículo en la avenida Amadeu Vives, muy cerca del cruce con la calle Joaquim Serra. Pasaban pocos minutos de la una de la tarde.

Su madre estaba en la acera y al parecer se despistó un segundo y perdió de vista a la menor. En ese instante la niña vilasecana se dirigió al otro lado de la calle, hacia la playa, inconsciente del paso de los coches y del peligro potencial que existe.

Se desconoce todavía si cruzó por el paso de peatones o lo hizo cerca de él. Depende de este dato, la conductora se le imputará un delito o no.

Lo cierto es que en el mismo instante que la niña cruzaba la calle en Porta del Mar, un turismo no se percataba de la presencia de la pequeña en la calzada. La conductora, vecina de Reus, no tuvo tiempo de esquivar a la menor a pesar del frenazo y el coche que llevaba golpeó a la niña, que quedó tendida en el paso de peatones.

La llamada al 112 y la inmediata respuesta de las ambulancias del SEM no pudieron salvar a la niña, que fallecía en medio de la calzada. Los médicos de Emergències Mèdiques intentaron reanimarla, pero sus intentos fueron en vano y el cadáver se levantó pasadas las dos de la tarde.

La Policía Local de Vila-seca, cuerpo que lleva la investigación, intenta esclarecer lo ocurrido. Sin embargo, los nervios de los padres de la niña, así como los de la conductora, que sufrió un shock emocional al darse cuenta de que la niña había fallecido, han impedido todavía finalizar la investigación. Hoy se prevé que esta se cierre y se puedan entregar las diligencias a los juzgados.

La familia de la pequeña de cuatro años y la conductora de Reus han recibido en las últimas horas atención psicológica por lo ocurrido.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También