Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Multan por exceso de velocidad a otro coche que iba encima de una grúa

'No aceptan las alegaciones porque la sanción ya está en curso', explica la vecina afectada
Whatsapp
Esta es la notificación de Trànsit de la sanción que ha llegado a los vecinos de Calafell en la que se ve el coche multado sobre la grúa.  Foto: DT

Esta es la notificación de Trànsit de la sanción que ha llegado a los vecinos de Calafell en la que se ve el coche multado sobre la grúa. Foto: DT

No podía ser. El día 9 de septiembre del pasado año el coche de Pere Nevot y Sonia Mirambell, vecinos de Calafell, no estaba en Riudoms. Pero la multa de 100 euros por un exceso de velocidad indicaba esa ubicación.

El radar no falla, explicaron los Mossos d’Esquadra a Mirambell cuando llamó para decir que debía tratarse de un error. El aparato capta la imagen, reconoce la matrícula y automáticamente carga la multa. Es infalible, recibió por respuesta. Según la denuncia el vehículo iba a 83 kilómeros por hora en una zona con la velocidad limitada a 70.

Pero no podía ser, repetía Mirambell. Principalmente porque ese día el vehículo multado estaba en el taller. Se había estropeado el turbo y no funcionaba. La avería sucedió en Andorra y de hecho la pareja tuvo que regresar en taxi a Calafell el 7 de diciembre. Una grúa devolvería el vehículo a casa.

Notifica tarde

La notificación de la multa ya llegó tarde. Fue el pasado 14 de enero. Teóricamente el radar cazó el exceso de velocidad en septiembre del pasado año. «La notificación llega incluso fuera de plazo para recurrir», explica Pere Nevot.

Pero la vecina de Calafell sabía que el exceso de velocidad era imposible, así que se personó en las oficinas de Trànsit para, por lo menos, tener la fotografía captada por el radar. La imagen sin embargo mostraba claramente la matrícula y el coche. «Pero subido encima de plataforma de la grúa que lo transportaba».

Mirambell explica que en las oficinas «me pidieron perdón y reconocieron que se trataba de un error». Pero «no aceptaron las alegaciones. Me dicen que la multa ya está en curso y que dentro de unos días llame para ver cómo se puede arreglar la situación».

Los vecinos de Calafell creen que el radar ha identificado la matrícula nacional y es sobre la que ha cargado la multa ya que la grúa llevaba placas de Andorra. Mirambell, que acudió ayer a las oficinas de Trànsit explicaba que «me han hecho perder un montón de horas y gastos en desplazamientos para demostrar que ha sido un error, pero tampoco me aceptan la alegación.

Con indignación los vecinos de Calafell temen ahora que con los mismos criterios pueda llegarles una multa porque «técnicamente nuestro coche tampoco respetaba la separación de seguridad con el otro vehículo». Pere Nevot añade que «también Correos debe hacerse mirar el mal funcionamiento del servicio. No es normal ese retraso».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También