Más de Costa

Costa Cambrils

Nace una asociación para retirar las casetas frente a la Torre de Cambrils

‘Defensem el Port de Cambrils’ vela por la intrusión de elementos urbanísticos que perjudiquen su idiosincrasia

Francesc Joan

Whatsapp
Las casetas de la Marina Cambrils tapan parte de la emblemática Torre del Port sobre todo desde este plano. FOTO: ALBA MARINÉ

Las casetas de la Marina Cambrils tapan parte de la emblemática Torre del Port sobre todo desde este plano. FOTO: ALBA MARINÉ

La controversia suscitada a raíz de la instalación de las casetas que dan servicio a la Marina Cambrils, y que alteran la visión de la emblemática Torre del Port, vuelve a la palestra. Con el claro objetivo de conseguir que sean retiradas y la fachada marítima del municipio costero recupere y mantenga su aspecto original de siempre acaba de constituirse la asociación ‘Defensem el Port de Cambrils’.

«Nuestro objetivo es defender el puerto de la intrusión de elementos urbanísticos que perjudiquen la imagen del Cambrils y le hagan perder su idiosincrasia». Este es el mensaje de presentación de la asociación, cuya junta directiva ha quedado integrada por diferentes personas de la sociedad civil cambrilense: Ignasi Recasens (presidente); Joan Recasens (vicepresidente); Lluïsa Rom (tesorera); Marta Bonet (secretaria); así como Joan Pedrell, Joan Bosch, Jordi Savall Ferraté, Tomás Garcia y Carles Severino (vocales).

La plataforma tiene su origen en el rechazo vecinal que generaron los módulos prefabricados cuando se instalaron a primeros del mes de junio. «De entrada queremos dejar claro que no tenemos nada en contra de la dársena; es más creemos que la actividad náutica es imprescindible; nos oponemos a las casetas, por el impacto que tienen y porque creemos que los servicios que ofrece pueden trasladarse a cualquier local cercano a la dársena», explican Ignasi Recasens y Lluïsa Rom.

La asociación se ha reunido ya con la cúpula de Ports de la Generalitat para trasladarle sus inquietudes y su reclamación, y en próximas fechas piensa hacerlo con cada uno de los grupos políticos que integran el nuevo equipo de gobierno de Cambrils.

El PP ya se posicionó en contra cuando estalló la polémica. También se opuso a su instalación la Federació d'Empresaris de Cambrils

También se reunirán con la Delegada del Govern de la Generalitat en Tarragona, Maria Teresa Pallarés; y con el departament de Cultura de la Generalitat, al estar catalogada la Torre del Port como un Bé Cultural d’Interès Nacional.

Deficiencias en el proceso

En todas esos encuentros expondrán las deficiencias que la propia asociación ha detectado en el proceso de la licitación. Entre esos puntos figuran, según los responsables de la plataforma, que «el Pla Especial del Port de Cambrils no permite ninguna edificación permanente en la zona de embarcaciones de alquiler»; también la diferencia que existe entre las construcciones aprobadas respecto a las finalmente construidas; los 3.596 metros cuadrados de superficie que ocupa la dársena cuando el Pla del Port indica que debe ser 2.502,50; la falta de las preceptivas licencias municipales tanto de obras como de actividad; y la ausencia de un informe del Departament de Cultura de la Generalitat sobre el impacto paisajístico de las casetas al tratarse la Torre del Port de un Bé Cultural d’Interès Nacional.

La asociación cuenta además con el respaldo de la asociación SOS Costa Brava, que lucha contra la trama urbanística.

La puesta en marcha de ‘Salvem el Port de Cambrils’ va también más allá. «Vamos a vigilar qué ponen dentro del puerto; no queremos el modelo de negocios y tiendas frente a los muelles que está comprobado que no funciona», explican Recasens y Rom. Añaden que «en los años 60 hubo un sentido de preservar la imagen del Port; se renunció a una especulación inmediata en los edificios de la fachada marítima y se apostó por esta imagen de calidad y no de cantidad que a día de hoy se mantiene. Estamos obligados a luchar por preservar esta identidad, por respeto a nuestros abuelos y por quienes vendrán».

Una marina pionera dedicada al alquiler de embarcaciones

Las casetas dan servicio a Marina Cambrils, construida y explotada por BeCharter. Se trata de una empresa del grupo Hermanos Guasch que ganó la licitación de Ports de la Generalitat para los próximos 15 años por 535.000 euros.

Esta dársena deportiva, que entró en funcionamiento este pasado verano, dispone de 45 amarres y ofrece exclusivamente servicios de alquiler de embarcaciones: de vela (de entre 5 y 15 metros de eslora como máximo), embarcaciones de motor de recreo y pesca -algunas sin necesidad de poseer el título de patrón-, vela ligera, motos de agua, kayaks o paddle surf, por citar algunos ejemplos.

Es una instalación pionera que ha permitido reforzar el liderazgo en el turismo náutico que el municipio abandera desde hace unos años en el litoral tarraconense. Supone también una opción para que la propia ciudadanía de Cambrils se abra al mar y a sus especialidades.

Cuenta además con los más innovadores sistemas de control de consumos, vigilancia y acceso en sus pantalanes flotantes. En las casetas instaladas a nivel de muelle se ubican las oficinas, las duchas y baños, el área de reciclaje y el almacén.

El espacio es accesible para las personas con movilidad reducida y ofrece también servicios complementarios como wifi, guardaropa y geolocalización de embarcaciones para garantizar la seguridad.

Ports de la Generalitat y BeCharter explicaron también los beneficios de la nueva dársena.

Temas

Comentarios

Lea También