Más de Costa

«Necesitamos que la gente venga a disfrutar de Salou»

Unas 500 personas de sectores como la restauración, el ocio nocturno y el comercio se manifiestan contra las administraciones

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
El ocio nocturno salouense se dejó notar y se reivindicó ayer en la manifestación celebrada en el Passeig Jaume I.  FOTO: ALBA MARINÉ

El ocio nocturno salouense se dejó notar y se reivindicó ayer en la manifestación celebrada en el Passeig Jaume I. FOTO: ALBA MARINÉ

Salou se convirtió ayer en la capital de la protesta para los sectores del ocio nocturno y la restauración a los que se añadió el del comercio. Alrededor de 500 personas tomaron parte en uno de los extremos del Passeig Jaume I (delante del Club Nàutic) en una manifestación que reunió a empleados, empresarios y familias enteras para reivindicar «que nos dejen trabajar, que podamos abrir nuestros negocios y con todas las medidas de seguridad y sanitarias que nos exijan».

Cacerolas, bocinas, pitos y pancartas se hicieron notar en el corazón de la localidad. La reivindicación no tuvo un lema concreto pero sí numerosas quejas y peticiones. Con carteles con frases como ‘en liquidación por los políticos de la Generalitat’, ‘0 empreses, 0 llocs de treball’, ‘passo gana, jo visc de l’hosteleria’, ‘ajuts reals ja!!!’ o ‘empatía policial’.

La situación que están viviendo a causa de la pandemia y las escasas soluciones que les aportan las diferentes administraciones son el motivo del descontento que expresaron de forma ruidosa y contundente.

Ya no fue solo el sector del ocio nocturno el que, como era previsible, alzó a voz. También comerciantes locales como Mariela Del Valle recordaba que «sin restauración ni ocio abiertos, a nosotros todo eso también nos afecta. Hoteles cerrados, restaurantes... Por favor, ayúdennos de verdad. Hoy he estado en Calafell y allí hay ayudas para los comerciantes, la restauración y el ocio». E hizo un llamamiento compartido por todos los presentes: «Necesitamos que la gente venga a Salou, a disfrutar de Salou».

Plantarse

Enrique, trabajador del ocio nocturno, explicaba al Diari que «llevamos 13 meses cerrados y no hay perspectiva de cuándo podremos abrir. La verdad es que soy pesimista y creo que no le importamos nada a la Generalitat o al Gobierno central. Hay que plantarse para que nos escuchen Si han dado ayudas a otros sectores y trabajos, que nos oigan a nosotros también».

Subido a la tarima de participantes y organizadores, el secretario general de Fecasarm, Joaquim Boadas, denunció que las restricciones son «desproporcionadas» e «ineficaces» y exigió al Govern que implemente el plan piloto que presentaron ayer mismo. «Ofrecemos una solución, con un triple control de seguridad, un test previo, código QR y desinfección de aire y superficie en tiempo real, que ofrece muchas más garantías que las fiestas ilegales. ¿O es que prefieren que se haga fiestas rave y botellones sin control».

Boadas logró el aplauso generalizado cuando señaló que «necesitamos una vacuna económica para sobrevivir. Estamos maltratados por las administraciones y ya estamos al limite cuando faltan tan sólo dos meses para que empiece la temporada de verano». También quiso agradecer la fuerte proliferación de la entidad Arons (Associació de Restauració i Oci Nocturn de Salou) que acaba de nacer y el apoyo que está teniendo la misma.

Héroe en huelga de hambre

Aunque quien se llevó los mayores aplausos y reconocimientos de la tarde fue el presidente de dicha entidad, Eduardo Abenójar, en huelga de hambre desde el lunes. Abenójar aseguró al Diari que tiene previsto continuar con su iniciativa pero que «hoy mismo contaré con control médico para que haya una evaluación». «El mensaje que queremos transmitir va a las administraciones, especialmente a la Generalitat y al Estado es que queremos trabajar, con todas las medidas que sean necesarias. Las aceptamos todas». Resaltó que la actual situación «aboca a mucha gente a fiestas ilegales», como también apuntaron en sus intervenciones Alicia Rubio y Germán Rueda.

Temas

Comentarios

Lea También