Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Necesitamos un transporte cómodo y rápido en Salou o los turistas elegirán otros sitios»

Hoteleros y comerciantes suspiran por mejores conexiones de transporte público entre los distintos núcleos urbanos

Mònica Just

Whatsapp
Las conexiones de transporte público entre estaciones y núcleos de población son una cuestión que todavía tiene mucho por mejorar. FOTO: Pere Ferré

Las conexiones de transporte público entre estaciones y núcleos de población son una cuestión que todavía tiene mucho por mejorar. FOTO: Pere Ferré

El transporte público es uno de los temas que preocupa al sector turístico de la Costa Daurada. Sobre todo en Salou, la localidad que más volumen de turistas recibe en estas fechas. Hay un déficit de infraestructuras. Y de servicio. Ahora, tanto hoteleros como comerciantes están a la espera de saber si finalmente –y si es así, cuándo– desmantelan la vía del tren.

De conocer cómo quedarán las conexiones y el servicio en la zona. Es algo que les preocupa. Que tiene que ver con la movilidad y la comodidad de los visitantes. Sobre todo del mercado nacional y las segundas residencias –los extranjeros utilizan a menudo las excursiones que ofrecen los touroperadores–.

«Creemos que tiene que haber un transporte cómodo y relativamente rápido que comunique la estación del AVE, el Aeropuerto y los distintos núcleos urbanos. Ya sea autobús, tren, taxi o lo que sea. El que se considere adecuado, pero que sea eficiente», explica el presidente de la Associació Hotelera Salou- Cambrils- La Pineda, Xavier Roig.

El tranvía sería una opción que ayudaría a conectar los distintos núcleos urbanos. Pero Roig apunta que es algo que no sabe valorar. «No sé qué inversión supondría ni qué recorrido tendría a nivel de amortización.

Porque las cosas tienen que amortizarse, esto está claro», apunta. También puntualiza que «el ámbito privado quizás necesitará 15 años para amortizar una inversión, y la administración unos 50. Pero da un servicio público necesario para la población».

Subraya también que no tienen tanto conocimiento del tema como para saber, por ejemplo, por qué el AVE se construyó donde está y no junto al Aeropuerto. Algo en lo que coincide Juli Vilaplana, presidente de la Associació 365 dies Salou Vila Comercial, quien asegura que «la gente no lo entiende. Te preguntan para que les expliques y no sabes qué contestar».

«Que se desmantele la vía es una reclamación que tenemos desde hace muchos años. Pero hay que crear las herramientas para poder hacerlo», apunta Roig, quien recuerda que en los años sesenta este tema ya estaba sobre la mesa.

«E independientemente , sería imprescindible la estación intermodal porque de lo que se trata es de comunicar mejor los puntos logísticos de transporte con el destino», señala. Insiste en que el gasto no sería el problema. Porque el visitante, asegura, está dispuesto a pagar. «Lo que no puede ser es que para ir desde la estación del Camp de Tarragona a a un hotel de Salou tengas que coger un autocar que hace parada en todos sitios y te hace tardar el doble. Esto no es buen servicio», lamenta Roig.

Por su parte, Juli Vilaplana, en representación de los comerciantes, apunta que quienes más sufren los déficits de conexiones y transporte son los vecinos de segundas residencias. «Cada vez les sale más caro venir aquí de vacaciones, cuando en otras comunidades se lo ponen más fácil, más rápido y más barato», apunta.

Asegura que esto, sumado a la situación política, no les ayuda. «Los visitantes del mercado nacional utilizan mucho también el vehículo privado. Y es aquí donde se encuentran  con los peajes, cuando hay otras zonas donde hay autovías que van de un sitio a otro directas y sin pagar peajes», critica.

Vilaplana insiste en que se están poniendo demasiados palos en las ruedas para que los visitantes elijan la Costa Daurada. «Es más caro y hay menos facilidades. Si no hay un servicio eficiente, la gente elige otro sitio. Porque lo que buscan en sus vacaciones es comodidad», añade.En su caso, los comerciantes de Salou suspiran desde hace años por el desmantelamiento de la vía. «Hace años que lo esperamos

con ganas. Quizás sí que una opción es el tranvía. Pero la vía divide el municipio por la mitad y es un hándicap tanto en verano como en invierno», apunta. Recuerda que está instalada de forma que no les permite impulsar una dinamización comercial «como Dios manda». A los turistas les cuesta cruzarla e ir a la parte superior. Y a los de arriba les cuesta bajar a la parte inferior, explica.

Así que, si las administraciones se ponen de acuerdo, esperan que como mínimo se pueda arreglar el trazado actual, hacer avenidas anchas «y que no sea un embudo como ahora». Y es que la gente, si sabe que tiene que esperar 20 minutos en el paso a nivel, pasa por otro lado. Y el ambiente se desangela.

Temas

Comentarios

Lea También