Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ni el terrorismo puede con el turismo: el mejor agosto en diez años

El sector cerró el mes con un 4% más de visitas en la Costa Daurada. Es el mejor dato tras la crisis. Las cancelaciones por el atentado de Cambrils fueron puntuales y no han afectado 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Despliegue policial de los Mossos d’Esquadra por las calles de Cambrils, la noche del 17 de agosto, cuando se produjo el atentado perpretado por radicales islámicos.  Foto: efe

Despliegue policial de los Mossos d’Esquadra por las calles de Cambrils, la noche del 17 de agosto, cuando se produjo el atentado perpretado por radicales islámicos. Foto: efe

«Recibimos muchas anulaciones el primer día. Cinco huéspedes se fueron espantados y nos llegaron 15 cancelaciones de golpe. Eso, para un hotel con 50 habitaciones como el nuestro, no es normal, y menos en esta época del año. Fue por el susto del momento», admite Lidia Leiro, administradora de L’Hotelet, un establecimiento de Cambrils. 

Sobre todo se marcharon franceses, algo asustados por los atentados yihadistas que amenazaban con dinamitar la temporada turística. La villa marinera sufrió cancelaciones pero de manera muy puntual, casi limitadas al día después de los ataques y a aquel fin de semana ubicado, eso sí, en plena temporada alta. 

En el Camping Platja Cambrils confirman la coyuntura. «El día después sí que se notó. Hubo cancelaciones por el impacto del momento. En el camping la gente no tiene fecha fijada de salida y decidió marcharse antes, pero rellenamos poco después», afirma Silvia Borràs, recepcionista. 

‘Tuvimos 15 cancelaciones de golpe pero luego nos hemos recuperado’
Lidia Leiro
Administradora hotel de Cambrils

Ambos casos sintetizan la repercusión que han tenido los atentados en un mes de agosto que apuntaba a récord y que, a falta de datos estadísticos definitivos, alcanzará registros top. Ha habido pocas cancelaciones y prácticamente circunscritas a Cambrils y a los días posteriores al atentado. «Luego nos hemos recuperado y el mes de agosto ha sido muy bueno», añade Silvia Borràs. 

Mejor que el año pasado
A falta de estadísticas definitivas que hará públicas en unos días el Observatori de Turisme de la Costa Daurada, el sector celebra los resultados de agosto. «El balance de la primera quincena fue de un crecimiento de pernoctaciones del 4% en relación al mismo periodo del año anterior. En el resto del mes creemos que se mantendrá esa cifra. Habremos tenido un mes de agosto bastante bueno y en general nos podemos dar por satisfechos, porque se han superado las cifras del año anterior», admite Eduard Farriol, presidente de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria i Turisme de la provincia de Tarragona (FEHT). 

Aspecto que ofrecía la playa del Regueral, junto al Club Nàutic de Cambrils, sólo tres días después de los atentados yihadistas en la villa marinera y en Barcelona. Foto: efe

Es, por tanto, el mejor mes de agosto desde que empezó la recuperación económica y, por lo tanto, el mejor registro en la última década. «De momento se están cumpliendo las previsiones», indica Farriol, en alusión a ese reto planteado antes de la temporada alta y que habla de romper la barrera de las 19,7 millones de pernoctaciones alcanzadas en 2006. De momento, se va por el buen camino, a pesar de ese factor inesperado que supuso el terrorismo irrumpiendo a mitad de mes. «La afectación fue puntual. En un principio pensamos que habría más repercusión. Hubo cancelaciones de fin de semana, sobre todo de turismo de proximidad. Evidentemente, el que vive en Barcelona y quería venir a la Costa Daurada, dejaría de hacerlo al saber que habría tantos controles en carretera», dice Farriol. 

‘Una ligera afectación’
El mundo del camping también respira aliviado y festeja el balance. «Estamos relativamente satisfechos. Quizás no se ha llegado al nivel de lo que estaba previsto, porque siempre hay una ligera afectación, pero a pesar de todo las cifras se han mantenido. Podemos hablar de una buena campaña y de que mantenemos la evolución en positivo. Estamos satisfechos», cuenta Berta Cabré, presidenta de la asociación de campings en la provincia. 

Cabré admite cancelaciones pero «muy enfocadas en establecimientos de Cambrils» y seguidas después por la recuperación en los siguientes días, que ha permitido también cuajar una positiva segunda quincena. «La afectación de los atentados ha sido muy poca», constata Cabré.

‘El miedo existe pero la población europea es madura y quiere ir a destinos maduros’
Xavier Roig
Pte. Associació Hotelera Salou

Sí que hubo preocupación y consultas por la seguridad por parte de aquellos clientes alojados. En resumen, a pesar de esos obstáculos, también los campings han registrado cifras superiores a las del pasado ejercicio estival. La ocupación en el mes de agosto rozará el 85% , tal y como estaba previsto, después de un mes de julio también positivo. 

Joan Calvet, presidente de la Associació d’Apartaments Turístics de la Costa Daurada, también considera que «las cancelaciones han sido mínimas» y que se ha mantenido la previsión de una ocupación que oscila entre el 85 y el 90%. En julio, el dato llegó al 80%. Las marchas anticipadas han sido básicamente de algún turista extranjero o incluso de agentes de Mossos de vacaciones que tuvieron que reincorporarse al trabajo debido a la situación de excepcionalidad y alarma que se generó tras los atentados de Barcelona y Cambrils. 

La nota dominante ha sido la solidaridad de los huéspedes. Algún establecimiento cambrilense incluso ha recibido varios escritos de condolencias de clientes. Otros han querido mostrar su fidelidad haciendo llegar muestras de apoyo y asegurando que el próximo año repetirán destino. También Tarragona capital se ha salvado de derivas negativas. «Hemos tenido el mejor mes de agosto de los últimos años. En las tres primeras semanas el balance ha sido como el del año pasado, muy bueno, con un 100% de ocupación prácticamente en todos los días. Sí que ha habido una mejora clara en la última semana, tanto en ocupación como en precio medio del alojamiento», cuenta Xavier Jornet, presidente de los hoteleros en Tarragona. En total, el aumento respecto a 2016 ronda entre el 2 y el 3%, de forma que la ocupación general media en agosto oscila entre el 93 y el 95%. «Las anulaciones han sido mínimas y, si se producían, esa habitación volvía a reservarse. Los atentados no nos han afectado en absoluto. El turista los ha digerido con mucha serenidad», asevera Jornet. 

Xavier Roig, presidente de la Associació Hotelera Salou, Cambrils y La Pineda, habla de un 94% de ocupación en la primera quincena de agosto, un dato algo superior al del año pasado. «Se están cumpliendo las previsiones que hicimos en junio de cómo iría la temporada. En el mes de septiembre, sin ser espectacular, hay un 85-90% de reservas», cuenta Roig, que define como «insignificantes» las anulaciones a raíz de los atentados yihadistas:«Son inferiores al 1%. No sabemos si puede afectar en el futuro pero de momento estamos tranquilos. El miedo existe pero la población europea es madura y quiere ir a destinos maduros». 

Temas

Comentarios

Lea También