Más de Costa

'No puedo soportar que maltratemos a los árboles'

Ariadna F. Clols considera que la mayoría de podas que se hacen en ciudades y pueblos dañan al árbol y lo debilitan. Y ello puede tener graves consecuencias

Jordi Cabré

Whatsapp
Ariadna admite que su pasión es la naturaleza y se enfada cuando se la maltrata. Foto:  j.c.

Ariadna admite que su pasión es la naturaleza y se enfada cuando se la maltrata. Foto: j.c.

- ¿Por qué se enfada cuando pasea por parques, jardines y ramblas?

- Porque maltratamos a los árboles.

-¿En la provincia?

- No sólo aquí, en toda España. No se trata de una ciudad o municipio en concreto. El hecho de haber vivido de un modo salvaje desde pequeña, rodeada de naturaleza, te hace coger conciencia de que los árboles son seres vivos con miles de años en el planeta.

-La veo muy afectada.

-El árbol es una especie que se autogestiona, que aporta muchas cosas para el resto de habitantes del planeta. No puedo soportar que los maltratemos de esta forma.

-¿Qué hacemos tan mal?

- Hace cientos de años, las tribus se sentaban debajo de los árboles más grandes y longevos y los veneraban. Ahora parece que molesten. Podamos a diestro y siniestro como si fuera un frutal o una vid. ¿Acaso producen uva, manzanas o peras los plataneros?

- ¿Es una poda homogénea?

- Hay libros y expertos que aconsejan qué es mejor para cada especie de árbol.

- ¿Lo que se hace ahora, de forma generalizada, lo considera entonces un maltrato?

- Los árboles se debilitan cortando las ramas sin sentido y terminamos provocando las heridas mortales que pudren su interior y los convierten en frágiles y peligrosos para una racha de viento o cualquier inclemencia meteorológica.

- ¿Qué haría usted?

-Dejarlos en paz.

- Pero entenderá que en las ciudades esto es inviable.

-Un árbol ornamental no es un frutero. Y su cuidado debe ser diferente. Si respetamos su crecimiento ganamos todos: sombra en calles y plazas, consistencia ante fuertes vientos y oxígeno para combatir la contaminación.

-Con tanto asfalto esta libertad al árbol no es posible.

-Pues debe plantearse el lugar y la especie adecuada para compartir el espacio con los humanos. Así no machacamos el ejemplar por estar cerca de una ventana o porque levanta las aceras.

-Todas las ciudades y pueblos suspenden con esta opción.

-Hay muy buenos profesionales para cuidar los árboles, pero tenemos una planificación paisajística equivocada y un gran desconocimiento de la poda. Debilitamos los árboles y cada rama mal cortada obliga al ejemplar a gastar sus energías en cicatrizar heridas y no en crecer adecuadamente.

- ¿Esta poda inadecuada podría tener parte de culpa de las decenas de árboles caídos por las rachas huracanadas de viento de los últimos días?

-Debería analizarse cada caso, pero no lo descarte. Hay un subsuelo lleno de cañerías con poca capacidad de crecimiento de raíces y ello crea inestabilidad al ejemplar. En los casos de árboles que se han partido por el viento, habría que mirar cuidadosamente si es un hecho excepcional o quizá una fragilidad provocada por la poda.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También