Más de Costa

Costa Roda de Barà

'Nos amenazaron con quemarnos nuestras viviendas'

Vecinos de La Barquera de Roda de Barà aprovecharon un intervalo de sus protestas en que una casa okupada estaba vacía para entrar y tapiar todos los accesos

FRANCESC JOAN

Whatsapp
Los vecinos con el material de obra frente a la casa, realizando el tapiado de puertas y ventanas.La balconera del salón principal, totalmente tapiada.  FOTOS: CEDIDAS

Los vecinos con el material de obra frente a la casa, realizando el tapiado de puertas y ventanas.La balconera del salón principal, totalmente tapiada. FOTOS: CEDIDAS

Los vecinos de la urbanización La Barquera de Roda de Berà respiran algo más tranquilos después de que lograran desalojar a los okupas que se habían apropiado de la vivienda situada en el número 15 de la calle Teide, propiedad de la empresa Acciona.

La convivencia con los ‘nuevos’ inquilinos se había hecho insostenible durante los últimos días. Los residentes de la zona, que habían recibido diversas amenazas, realizaron diversas movilizaciones el mismo sábado, protestando frente al propio inmueble y también en la nacional N-340, hasta donde se desplazaron unas 250 personas en desacuerdo también con la ley actual que trata estos casos.

Fue durante la noche del sábado al domingo, alrededor de las once y media, cuando los vecinos pudieron acceder a la vivienda mientras estaba vacía.

Aprovecharon para entrar durante el pequeño intervalo entre la salida de los okupas y la llegada de los que venían a continuación, a los que frenaron una patrulla de la policía local que montaba guardia en la calle para evitar cualquier tipo de altercado después de un día tan agitado.

Una balconera interior, totalmente tapiada. FOTO: Cedida

Una vez dentro los vecinos se organizaron por partida doble. Durante la noche, para hacer guardia y evitar una nueva okupación; y ya por mañana, para trasladar material de obra hasta el domicilio y tapiar todas las puertas y ventanas de acceso a la casa.

A mediodía los muros ya estaban completamente levantados. En algunos, como el construido en la balconera del salón principal, los vecinos incluso aprovecharon la zona interior para escribir el mensaje «La Barquera. Fuera ocupas. Roda de Barà», combinando pintura azul y negra.

Una acción conjunta

«Ha sido una acción conjunta de los residentes de la urbanización. Ya es algo haber podido recuperar esta vivienda. Aquí se vivía muy tranquilo hasta que llegaron estos okupas», explicó uno de los portavoces de la Asociación de Vecinos La Barquera.

La tensión se mantuvo durante la mañana, cuando los okupas se personaron frente al inmueble asegurando que querían entrar en la vivienda para recoger algunos enseres que los vecinos ya les habían dejado fuera.

Uno de los accesos a la vivienda, tapiado. FOTO: Cedida

«Nos dijeron que se habían quedado con nuestras caras y nos amenazaron con quemarnos nuestras viviendas... son cosas que nunca querrías escuchar y que hemos tenido que soportar», explican desde la asociación vecinal.

Agentes de Mossos d’Esquadra y de la Policía Local mantuvieron separados a vecinos y okupas para evitar que la confrontación verbal que se produjo fuera a más.

El agua, cortada

El alcalde Roda de Berà, Pere Virgili, explicó por su parte que él mismo notificó a Acciona de forma inmediata que puertas y ventanas ya están tapiadas. «Les he pedido que ahora sean ellos quienes pongan puertas antiokupas y alarmas, aquí y en las casas vacías que tiene en el municipio esta propia compañía y otras».

Según narró el alcalde también se han hecho gestiones para que la compañía eléctrica corte el suministro a la vivienda hasta ahora okupada. La toma del agua ya fue anulada ayer mismo desde la propia acera de la calle, con una carga de hormigón encima que impide que pueda ser manipulada a partir de ahora.

El número 15 de la calle Teide no era la única vivienda de la urbanización la Barquera okupada. La colindante, el número 13, también lo está, pero en este otro caso sus actuales inquilinos no son conflictivos, según corrobora el propio alcalde de Roda de Berà y los vecinos.

Pere Virgili incluso asegura que «estos otros okupas están negociando un alquiler social con Solvia», titular de la vivienda en la que residen y donde quieren continuar, y que en paralelo están tramitando el certificado de empadronamiento municipal con el Ayuntamiento.

Una imagen de la protesta nocturna. FOTO: Cedida

Temas

Comentarios

Lea También