«¿Nuestros diputados aprobarán un presupuesto sin Hard Rock?»

SALOU.  El alcalde Pere Granados considera que «la CUP quiere imponer su política en contra de la economía turística», y el president de la Generalitat de Catalunya «debe ser consciente de ello»

Josep Ramon Correal

Whatsapp
Pere Granados critica que Hard Rock sea moneda de cambio entre el Govern y la CUP.  FOTO: Alba Mariné/DT

Pere Granados critica que Hard Rock sea moneda de cambio entre el Govern y la CUP. FOTO: Alba Mariné/DT

La negociación de los presupuestos de la Generalitat ha puesto nuevamente en danza el futuro del proyecto de Hard Rock en la Costa Daurada. El alcalde de Salou, Pere Granados, ha sido la voz más crítica contra el hecho de que Tarragona sea moneda de cambio en las conversaciones entre el Govern y la CUP.

Con las condiciones puestas por la CUP para apoyar los presupuestos, ¿peligra Hard Rock?
Todo lo que sea poner trabas a los proyectos no es positivo. No es una buena noticia que Hard Rock sea moneda de cambio de los presupuestos. Aquí en el territorio todo el mundo defiende este proyecto porque es bueno para Salou, bueno para la Costa Daurada y bueno para todo el país. Ir en contra por intereses políticos no es ni serio ni responsable. ¿Está en peligro Hard Rock? Cualquier handicap, claro que es un peligro.

Pero el president Aragonès ha quitado importancia a las demandas de la CUP y ha negado que afecten al proyecto.
Entonces, ¿por qué la CUP lo pone como condición? ¿Qué ganan si no afecta? No tiene sentido. Todo lo que no sea facilitar un proyecto lo pone en riesgo. Y no sólo pone en riesgo Hard Rock. La CUP también ha puesto como condición que no se presente la candidatura a los Juegos de Invierno del Pirineo.

¿Es la misma política?
Es evidente. La CUP quiere imponer su política de ir en contra de la economía turística. El president de la Generalitat debe ser consciente de ello. Catalunya debe ser consciente de que no podemos entrar en este juego.

Lo pone muy dramático.
El turismo es un gran beneficio para todo el territorio. Los turistas vienen aquí y consumen de todo. Desde una camisa y unos zapatos a una ensalada. Por tanto, el beneficio va mucho más allá del municipio turístico. Tiene una gran repercusión en el PIB de todo el país. Sin olvidar los puestos de trabajo directos e indirectos que genera.

Siendo así, ¿cómo interpreta que las condiciones de la CUP hayan generado tan poco rechazo en Tarragona?
Somos un territorio que está acostumbrado a pocas reacciones. Por esto tenemos las infraestructuras que tenemos, tanto en carreteras como en ferrocarril.
La clase política de la demarcación de Tarragona, que es la que debería salir en defensa de todos los proyectos que tenemos pendientes, es muy pasiva. Estamos perdiendo grandes oportunidades.

¿Usted se siente como Gary Cooper en la defensa de los intereses de Tarragona?
Ja, ja, ja.... No, no. Lo que hago es por convencimiento y porque creo en la fuerza de la razón. Nos han escogido para que defendamos los intereses del territorio.

El hecho de que no milite en ninguno de los grandes partidos le permite ir por libre.
Los cargos electos no nos debemos a ninguna sigla ni a ningún partido político. Nos debemos a nuestro electorado. Nuestro compromiso es con la gente que nos ha votado.

Si se consuma el freno al proyecto de Hard Rock, ¿adoptarán alguna medida?
Espero que se acabe imponiendo el sentido común y el rigor en la gobernanza. Si se frustra Hard Rock la pérdida es muy grande. Sería muy triste que sólo nos quedara el derecho al pataleo.

El pataleo es muy poco consuelo.
Por eso debemos movernos ahora. Hay que preguntar a nuestros diputados qué harán. ¿Aprobarán unos presupuestos que ponen en peligro una inversión como esta? Esta es la pregunta clave.

¿Desde Hard Rock se han puesto en contacto con usted para expresar su preocupación?
De momento no he tenido contacto directo con ellos, pero son conscientes de que la clase política no ha estado a la altura de lo que implica este proyecto.

¿Qué destacaría del proyecto de Hard Rock?
Sin duda que será una oferta de la nueva linea de Hard Rock Live, un innovador diseño lúdico y cultural que sólo tiene ocho centros en el mundo y uno será en Salou junto a Atlantic City, Florida, Hollywood, Las Vegas, Orlando y Santo Domingo. Nos convertiremos en el epicentro de una gran oferta cultural. De todo esto nadie dice nada. Y tampoco de los cientos de puestos de trabajo, directo e indirectos, que se dejarán escapar.

Temas

Comentarios

Lea También