Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nueva denuncia al okupa de Cambrils por culpa de su gato

La Policía Local levanta acta a Jorge Fernández, el hombre que hace una huelga de hambre enfrente del Ayuntamiento, por la despreocupación hacia su felino

Jordi Cabré

Whatsapp

A Jorge Fernández, el okupa que dice estar en huelga de hambre enfrente del Ayuntamiento de Cambrils, le pueden otorgar esta semana pasada el premio a la persona que más trabajo ha dado a la Policía Local.

El domingo día 2 fue desalojado de su campamento enfrente del edificio consistorial por primera vez. El jueves día 6 por la tarde lo desalojaron del hall del Ayuntamiento tras mostrar su desacuerdo con la reunión mantenida con Serveis Socials. y el viernes a primera hora de la mañana volvían a "invitarle" a que se marchara de su campamento por "hacer uso privativo del espacio público".

La semana negra de Jorge Fernández siguió el sábado por culpa de su gato. Fuentes policiales confirman que poco antes de las 8 horas denunciaron al okupa por "despreocupación"de su mascota. El felino que está con él sale y entra del vial que separa el Ayuntamiento del hospital cambrilense provocando algún susto entre los conductores.

Los agentes levantaron un acta por infracción de la ordenanza de tenencia de animales domésticos y avisaron a Fernández que si se repiten situaciones de riesgo se podría decomisar el animal. 

A pesar de los desalojos, confiscaciones de material y la denuncia por incumplir la ordenanza, el okupa sigue reclamando su empadronamiento en la antigua residencia Montemar, en Vilafortuny, para convertirla (según él) en un edificio con usos y llamado Edifici Dignitat.

De momento, el Ayuntamiento sigue sin aceptar la solicitud de Fernández y la antigua residencia lleva ahora un tiempo sin personas que vivan dentro.

Temas

Comentarios

Lea También