Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nueva ordenanza para frenar comportamientos incívicos en Cambrils

El gobierno está trabajando en esta normativa y en campañas de concienciación ciudadana

Cristina Sierra

Whatsapp
Aspecto de los contenedores ubicados en la plaza Creu de la Missió, este pasado sábado por la noche. Foto: Alba Mariné

Aspecto de los contenedores ubicados en la plaza Creu de la Missió, este pasado sábado por la noche. Foto: Alba Mariné

El gobierno de Cambrils ya está trabajando en una nueva ordenanza de convivencia ciudadana que incidirá en la basura, limpieza viaria y excrementos de perros. Así lo ha explicado al Diari el concejal de Serveis, Medi Ambient i Protecció Ciutadana, Lluís Abella, que ha asegurado que con esta normativa se quiere acabar con los comportamientos incívicos que han aumentado en los últimos meses y que dañan la imagen del municipio.

«Todavía estamos acabando de perfilar esta ordenanza que será mucho más ágil a la hora de poner sanciones. Hay conductas incívicas que no se pueden permitir. Será una ordenanza que dependerá de la Policía Local y permitirá poner las multas correspondientes por lanzar mal la basura o no recoger las heces del perro. Será una normativa que no tendrá miramientos», manifiesta con contundencia el edil.

Abella explica que el gobierno también busca el objetivo de hacer pedagogía ciudadana para que los cambrilenses sean conscientes de, que cuando se apruebe este nuevo reglamento, una conducta inapropiada podrá ser sancionada. Además, se iniciarán unas campañas de sensibilización para que entre todos se consiga cambiar la imagen de la localidad costera en materia de limpieza urbana y recogida de basuras.

El concejal es consciente que esta nueva normativa es muy necesaria, y más tras las múltiples quejas de ciudadanos y comerciantes sobre los nuevos contenedores soterrados, la frecuencia de recogida y la limpieza de las calles. «Siempre se puede limpiar más pero también hace falta ensuciar menos», apunta Abella. El edil defiende que los nuevos contenedores tienen la misma capacidad que los anteriores. Reconoce que la boca es un poco más pequeña y que está pensada para las basuras domésticas, pero esto no exime de no tirar bien la bolsa o bien que algunas personas prefieran dejarla al lado de una papelera cuando a menos de veinte metros tiene una batería de contenedores. «A veces hay basuras fuera de los contenedores y dentro está vacío. No es excusa porque siempre se puede limpiar más pero se debe reducir mucho el incivismo», señala el responsable del área de Serveis.

Aumento de frecuencia

En cuanto a la recogida de basura el concejal detalla que en el nuevo contrato que se firmó con Secomsa en abril 2017 se estableció un aumento de la frecuencia de recogida de basura para evitar, precisamente, la imagen de contenedores llenos con bolsas por fuera. «Tenemos unas furgonetas pequeñas que todas las tardes pasan por los contenedores, recogen las basuras y limpian. Pero también es verdad que depende de la hora hay gente que se queja», asegura.

Abella también lamenta que algunos locales no respeten el convenio que tienen sobre la recogida del cartón. «Deben dejar las cajas delante de su local por la noche y las recoge un camión, pero algunos hacen caso omiso y las dejan sin desplegar fuera del contenedor», dice.

El gobierno también está trabajando en el cuerpo de agentes cívicos que velarán por el correcto funcionamiento de los contenedores y por la limpieza de las calles del municipio.

Temas

Comentarios

Lea También