Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nuevo accidente en el cruce de la C-31 en el Coll de Calafell

Los vecinos señalan desde hace años que es un punto peligroso

José M. Baselga

Whatsapp
Los accidentes en el cruce son muchos.

Los accidentes en el cruce son muchos.

Nueva colisión en el cruce de la C-31 en el Coll de Calafell. En esta ocasión hay dos vehículos implicados con el resultado de un herido leve y cuatro personas ilesas. El Servei d’Emergències Mèdiques ha atendido a una mujer de 72 en el lugar del accidente.

La colisión ha sido sobre la una y media del mediodía en la  C-31 entre Calafell y El Vendrell y en el cruce que accede al pueblo de Calafell y donde también  se incorporan a la carretera los vehículos que salen del núcleo.

Hace poco
Hace unos días en  el mismo punto se produjo otra colisión con seis personas heridas graves y que llevó a los vecinos a recordar la peligrosidad de ese punto, donde los accidentes son habituales.

La Generalitat destacó que la  visibilidad en el cruce es buena y que la señalización es adecuada tanto de límite de velocidad como de stop para los conductores  que acceden el pueblo o para los que se incorporan a la carretera.

Uno de los vevículos implicados en la colisión de hoy viernes.

Sin embargo los vecinos y el propio Ayuntamiento de Calafell señalan que los accidentes en ese cruce son muchos. Aunque también apuntan al exceso de velocidad a la que circulan algunos y la impaciencia para hacer el cruce.

No a una rotonda
La Generalitat descartó construir una rotonda porque quedaría en una zona peraltada y de desnivel, lo que podría ser peligroso para los coches que van por la carretera.

Entre las posibilidades que se  han planteado está cerrar el acceso en dirección a El Vendrell para los coches que se incorporan a la carretera y que deban ir a buscar una rotonda que queda a unos 200 metros en dirección a Calafell. Otra posibilidad es que para dejar la C-51 para dirigirse al núcleo del pueblo se haga bajo la carretera, pero el Ayuntamiento lo rechaza ya que sería por un camino muy estrecho y que lleva a una calle sin asfaltar. 

El alcalde Ramon Ferré reivindica como una solución eliminar el peaje de la C-32 para los desplazamientos internos ya que ayudaría a reducir el gran volumen de circulación por la carretera. Los vecinos también reclaman una mayor iluminación en la rotonda. 

Temas

Comentarios

Lea También