Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nuevos retos para los Mossos: El top manta se muda a la red

Los Mossos d'Esquadra alertan de que el reto será hacer frente a la compra de falsificaciones a través de Internet. Por ello la concienciación ciudadana es clave contra esa actividad ilegal

José M. Baselga

Whatsapp
La venta en la calle sigue siendo todavía la base de ingresos de las mafias de top manta.  Foto: DT

La venta en la calle sigue siendo todavía la base de ingresos de las mafias de top manta. Foto: DT

Las asociaciones de comerciantes y las propias autoridades son conscientes de que para acabar con el fenómeno del top manta debe atacarse a eslabones superiores al mantero. Buscar los almacenes y blindar las vías de acceso al país a través de puertos y aeropuertos.

Tan evidente es que el mantero es el último eslabón de la cadena mafiosa que incluso es prescindible para los grupos organizados que tienen en la falsificación una manera de lograr miles de millones de euros. Sin manteros las mafias seguirán haciendo negocio.

Es el temor y la advetrtencia que hizo el mando de los Mossos d’Esquadra Octavi Ruano en las jornadas que sobre el top manta se celebraron en El Vendrell y que contaron con representantes de la judicatura, ayuntamientos, cuerpos policiales, asociaciones municipalistas y de comerciantes y gremios que sufren más directamente el problema.

La amenaza

Ruano destacó que podrá controlarse a los manteros en las calles, pero la amenaza llega por la red. «El top manta de internet», lo definió Ruano. Y contra ese es más difícil luchar. Decenas de páginas ofrecen falsificaciones hechas en China y que llegan a domicilio mediante un simple click y un envío postal capaz de burlar cualquier control y prácticamente no dejan rastro.

El manta callejero sigue siendo la principal vía de financiación de las mafias, pero cuando éste se vea muy presionado, los canales de llegar a los consumidores ya están previstos. Y de forma más discreta que a través de contenedores en barcos o aeropuertos. Ahora un 85% de las falsificaciones entran por vía marítima y un 15% por el Prat y Barajas, pero en poco tiempo «internet será el principal punto de venta de productos falsificados».

Siguen preocupando las mantas en los paseos marítimos, pero la amenaza de la red para comprar falsificaciones, que son posibles gracias a la exclavitud de miles de personas para fabricar barato, es el reto para el que deben prepararse las autoridades.

Concienciación

En este sentido, la concienciación ciudadana es la medida más eficaz para acabar con el fenómeno. De nada sirve exclamarse ante la pobreza cuando no se duda en comprar en la manta o ante el ordenador falsificaciones cosidas por niños o trabajadores explotados.

El conseller de Interior, Jordi Jané, destacó la limitada competencia de los Mossos para luchar contra el top manta. Una manera en la que ya se destinaban esfuerzos con resultados efectivos es investigar a las mafias que explotan a las personas», aunque también se han desmantelado redes dedicadas a la importación de material falsificado.

Multar al comprador

Sin embargo, esa concienciación parece difícil, no ya sólo por lo aparentemente barato de comprar en el top manta. Tampoco que se acaba con la compra multando al los compradores. El mando de los Mossos explicó que el pasado verano en Hospitalet de l’Infant, agentes del cuerpo y de la Policía Local pusieron multas a ocho compradores, pero los agentes tuvieron que retirase por la violencia con la que reaccionaron los sancionados.

El conseller también planteó la necesidad de cambios legislativos para atacar una problemática «que no está resuelta» y que ha dejado de ser estacional de los meses de verano.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También