Ocho meses sin poder regresar a casa por los daños de unas lluvias en Banyeres

Un vecino dice que la asegura no le cubre los destrozos en su casa. Ahora se hará un nuevo peritaje 

José M. Baselga

Whatsapp
Alberto Feito en una de las habitaciones del piso.

Alberto Feito en una de las habitaciones del piso.

Hace unos días comenzó una huelga de hambre porque ya no sabía qué más hacer para que atendieran su queja. Pero Alberto Feito, un vecino de Banyeres del Penedès, tuvo que cesar en esa protesta. Un médico le advirtió que estaba poniendo en riesgo su salud.

Hace ocho meses que Alberto no puede vivir en su casa. Todo comenzó el pasado abril. Los vecinos de un bloque de viviendas –que levantó hace décadas Cristalería Española para sus trabajadores en la Rambla del Pujolet– compraron los pisos a la empresa y decidieron hacer mejoras.

Iban a arreglar la cubierta del edificio. Colocaron tela asfáltica para aislar e impermeabilizar así como una capa de gravilla. Pero no funcionó, así que decidieron renovar toda la cubierta. Era principios de abril. Estaban en plenas obras cuando llegó el estado de alarma y la paralización de toda actividad.

Los bloquyes afetados por las lluvias.

Coincidió además con unos días de lluvias intensas y el edificio prácticamente no tenía cubierta. Todas las viviendas de la tercera planta del inmueble quedaron inundadas. Tanto que hasta las segundas plantas sufrieron los efectos de esa cascada de agua. Las familias de las plantas superiores tuvieron salir de sus casas –por orden de Mossos d’Esquadra y de bomberos– porque quedaron inhabitables.

Unos pocos pudieron acudir a casas de familiares, pero la mayoría no tenían dónde ir.  Pese a que el confinamiento mantenía cerrados hoteles y pensiones, el Ayuntamiento de Banyeres se movilizó para que pudieran ser acogidos en algún lugar.

Un hotel

«Cinco familias han estado siete meses viviendo en una habitación de hotel», explica el alcalde de Banyeres, Amadeu Benach. Después ya se verá quien corre con esos gastos, «pero había que dar una salida habitacional de emergencia. Los pisos eran inhabitables». Muchos han ido regresando a sus viviendas ya reparadas.

Toda la vivienda está igual en techos y paredes.

Alberto Feito fue a casa de su hijo. Y hasta hace unos días ahí seguía. Para que le hicieran caso regresó a su piso de Banyeres, donde son visibles los efectos de las goteras en techos, paredes, mobiliario, colchones, cocina, baños...

El problema es que desde el primer momento Feito está batallando con la aseguradora de una entidad bancaria para que le valoren de manera justa los daños producidos por la lluvia. Una primera visita del perito los cifró en 980 euros. «Totalmente insuficiente para cubrir los daños causados por la inundación». En una segunda peritación se elevó la cantidad hasta los 2.500 euros, aún totalmente insuficiente, según él. 

Este vecino de Banyeres sigue sin poder ir a su casa. El Diari ha hablado con la entidad financiera. Explicó que para este pasado jueves ya estaba confirmada con el vecino una nueva visita del perito para realizar una valoración más detallada de los daños. 

El Ayuntamiento de Banyeres ha dado apoyo al vecino y señala que de no llegarse a una peritación ajustada para cubrir los daños dejará de trabajar con la entidad bancaria.

Temas

Comentarios

Lea También