Más de Costa

Oleada de robos de naranjas en Cambrils

El último episodio fue abortado por el ladrido de perros de una finca vecina, pero debajo de los árboles había cajas repletas para llevarse

Jordi Cabré

Whatsapp
Una finca agrícola del término de Cambrils todavía con naranjas en el árbol.  FOTO: Alba Mariné

Una finca agrícola del término de Cambrils todavía con naranjas en el árbol. FOTO: Alba Mariné

Primero fueron las algarrobas y ahora las naranjas. Los hurtos de este cítrico han empezado a salir a la luz pública a raíz de las denuncias que han recibido los Mossos d’Esquadra y la Policía Local de Cambrils en las últimas semanas. Los robos de fruta no son exclusivos de la ciudad, sino que se han detectado en otras áreas rurales de la provincia. Sin embargo, ante la falta de pruebas y sin la denuncia preceptiva, estos delitos pasan inadvertidos o no quedan reflejados en su verdadera magnitud en el recuento policial. 

Este fin de semana, en una de las partidas rurales de la villa marinera se produjo un robo a medias. El payés afectado se personó en las dependencias policiales a primera hora de la tarde del sábado para denunciar que durante la pasada madrugada le habían robado muchos kilos de naranjas y que todavía se habían dejado parte del género en la masía tras ser descubiertos.

Según explicó la víctima a los agentes, un vecino de su masía se despertó por los ladridos de sus perros. Al parecer estaba allí esa noche. El hombre bajó a la puerta de su masía y encendió los focos por si alguien había entrado en su propiedad. Observó como un coche arrancaba y se marchaba del lugar acelerando. Salía del camino de su vecino, al que avisó de lo que había visto.  

En la masía de Cambrils afectada había la cadena de entrada en el suelo porque alguien arrancó uno de los pósters donde se sujetaba. Así, el vehículo podía entrar hasta la zona de frutales. Y debajo de unos naranjos se localizaron tres cajas llenas de este cítrico listas para cargar. Debían ser las que no tuvieron tiempo de cargar en el vehículo.

El propietario informó a la Policía Local de que era la tercera vez que denunciaba lo ocurrido y que empezaba estar desquiciado. Las otras dos denuncias fueron a la comisaría de Mossos d’Esquadra, que confirmaba la recepción de denuncias por robo en la zona rural.

El vecino calcula que le habrían quitado hasta una tonelada de naranjas, aunque las denuncias a Mossos estarían por debajo de esta cantidad de fruta.

El robo de naranjas no fue lo único que se denunció el sábado en la comisaría de la Policía Local de Cambrils. Un vecino se personó en las oficinas a media tarde para informar que le habían reventado la puerta metálica de un almacén donde guardaba cajas de plástico para transportar fruta y verdura.

El modelo de la caja encontrado en la finca agrícola  la proximidad entre este almacén saqueado y la partida de naranjos saqueados hace suponer que los robos estarían relacionados. De momento, no hay pistas de la autoría de estos robos de cítricos.

Temas

Comentarios

Lea También