Más de Costa

Oxigenadores para dar una segunda oportunidad a los peces

Torredembarra. La Associació de Pesca Esportiva regala a sus socios el aparato para que los peces capturados sigan con vida y puedan ser devueltos al mar tras el concurso

Jordi Cabré

Whatsapp
Un oxigenador en un cubo para guardar las capturas. FOTO: APE

Un oxigenador en un cubo para guardar las capturas. FOTO: APE

La Associació de Pesca Esportiva de Torredembarra ha decidido este año regalar a sus 35 socios activos (los que compiten los fines de semana en diferentes playas del litoral tarraconense) un oxigenador con el fin de «dar una segunda oportunidad a los peces capturados de mantenerlos con vida y devolverlos al mar cuando termina el certamen», explica Enric Carrera, su presidente.

El oxigenador no deja de ser un aparato que funciona con pilas y que insufla aire en el agua del cubo donde se almacenan las capturas de un día de competición. La entrada de aire oxigena el agua estancada y permite que los peces puedan respirar. Sin el tubo, cuando se termina el oxígeno del cubo los peces mueren.

FOTO: Pere Ferré

La iniciativa de esta entidad, fundada en noviembre de 1992, es poco habitual entre las asociaciones de pesca deportiva, «pero creemos que es importante aportar nuestro granito de arena a la sostenibilidad», añade el presidente, que estrena el cargo desde el pasado mes de enero. El gesto ayuda, aunque es cierto de que no todas las capturas siguen con vida al finalizar el certamen, admiten los pescadores.

Cinco horas y pesaje

Las entidades de pesca deportiva como la de Torredembarra celebran a lo largo del año diferentes concursos entre sus socios para ver quién tiene mayor destreza en la captura de peces: mabras, doradas, sargos, jureles, lubinas, palometas, lisas... Estas son algunas de las especies que se encuentran en en litoral catalán.

A principio de año, «los socios escogemos las playas donde celebraremos el concurso. Nosotros siempre escogemos diez playas y la undécima tiene que ser la de Torredembarra. Normalmente nos centramos en la franja tarraconense», dice Carrera. 

Este pasado sábado, los socios acudieron a la playa de La Pineda (Vila-seca), donde el certamen se celebró por la tarde por espacio de cinco horas. «Siempre buscamos la franja horaria con menos sol, aunque con el toque de queda nos hemos adaptado para cumplir con la ley», dice el presidente.

FOTO: Pere Ferré

El regalo que dieron esta temporada a los socios empezó a surtir efecto en el segundo certamen, cuando «devolvimos al mar un 80% de las capturas, unos seis kilos», admite el presidente de la asociación.

Carrera explica que «hemos puesto como obligación en los concursos llevar el oxigenador y tenerlo en marcha durante la competición». El presidente reconoce pero que no es fácil poder mantener con vida a los peces del cubo. De hecho, algunos pescadores el sábado explicaban que algunas de las piezas que salían del agua tenían heridas o bien de otros peces o del propio anzuelo, lo que a veces significa que la captura llega ya muerta al pesaje.

Los concursos de pesca deportiva puntuan el peso de las capturas y en cada playa se van sumando los puntos de los participantes hasta terminar la temporada. Y al final de la campaña, el pescador con más puntos acumulados es el ganador. «Esta competición es entre socios de Torredembarra, pero luego quien tiene afición hay otros certamenes de ámbito autonómico y estatal», añade el presidente torrense.

Temas

Comentarios

Lea También