Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

PSC y JxCat sellan el pacto en el Baix Penedès

Ya lo habían anunciado. PSC y Junts x Catalunya confirmaron el pacto en el Conselll Comarcal

Diari de Tarragona

Whatsapp
Montmell. Foto: Consell Comarcal del Baix Penedès

Montmell. Foto: Consell Comarcal del Baix Penedès

PSC y Junts x Catalunya han argumentado el pacto en el Consell Comarcal del Baix Penedès para dar continuidad a todos los proyectos iniciados en la pasada legislatura y plantear nuevos retos de futuro.

El presidente del Consell es el alcalde socialista de L’Arboç, Joan Sans.

En la oposición quedan Ciudadanos, Podemos, la CUP y ERC. Los republicanos han sido los más críticos con el pacto y lamentan que lo que definen como sociovergencia se haya extendido en los consejos comarcales del Penedès y en diferentes municipios. También critican que los exconvergentes se hayan enmascarado esta legislatura con nombres como Impulsem y similares.

Encaje con Barcelona

Entre los retos que plantea el Consell Comarcal del Baix Penedès está el encaje con el área metropolitana de Barcelona para poder tener capacidad de decisión y beneficiarse de las políticas de movilidad y de la expansión de la capital.

También destaca que sobre todo los municipios del interior de la comarca tienen necesidades en infraestructuras, aunque muchas son competencia de administraciones superiores.

PSC y JxCat deberán tener en cuenta que el Baix Penedès vuelve a ser la comarca que más crece en Catalunya y muchos de los servicios asistenciales, sanitarios, educativos, seguridad, culturales y de movilidad no están adaptados a las necesidades.

En este sentido, los diferentes municipios llevan años denunciando la falta de inversiones y el castigo en los precios del peaje o del billete de tren, además de una oferta de movilidad escasa en comparación con otros puntos de Catalunya.

Los dos partidos del gobierno del Consell se han comprometido a revertir esa situación, aunque la capacidad de maniobra es limitada.

En este sentido, deberá verse el nivel reivindicativo que adquiere el organismo comarcal para reclamar de manera contundente las reivindicaciones ante las administraciones superiores dirigidas por los mismos partidos de los que ellas forman parte.

Temas

Comentarios

Lea También