Costa Mont-roig del Camp

Pánico entre vecinos de Mont-roig por la presencia de jabalíes

El Ayuntamiento admite que está trabajando para evitar la presencia de estos animales en las zonas residenciales

JORDI CABRÉ

Whatsapp
Pánico entre vecinos de Mont-roig por la presencia de jabalíes

Pánico entre vecinos de Mont-roig por la presencia de jabalíes

Entre la calle del Pou y la avenida de Les Palmeres, en la urbanización Masos d’en Blader, la llegada de la noche provoca cierto temor entre el vecindario de esta urbanización de Mont-roig del Camp. Hace pocas semanas, el grupo de whatsapp empezaba a ser monotemático de los comentarios relacionados con una piara de jabalíes que diferentes residentes habían avistado. Los vídeos y las fotos de estos ejemplares se compartían en esta red.

Uno de los vecinos que ha tenido un encontronazo con esta piara es Dani Resa, un vecino que lleva dos años viviendo en Masos d’en Blader «y jamás había tenido encontronazos previos con estos animales», asegura. Él tiene perros y cada noche, después de cenar, sale con ellos para que puedan correr en libertad en la zona boscosa que rodea esta urbanización.

Hace unas semanas, uno de sus canes salió disparado nada más quitarle la correa y empezó a bordar detrás de unos matorrales. Le extrañó la actitud, pero no le preocupó. Al poco, se acercó al lugar donde se oían los ladridos y Dani se quedó de piedra al ver que su perro estaba enfrentándose a una hembra de jabalí adulta que llegó a golpear a su perro con el hocico. «Le lancé una piedra y el jabalí dejó en paz a mi mascota. Pensé que se había ido, pero seguía merodeando por la zona y me apresure a volver a casa», explica.

Dos días más tarde, fue él quien tuvo que subirse a un muro cuando otro jabalí fue hacia él tras ser ladrado por otro de sus perros en el mismo lugar. «Avisé a la Policía Local de la presencia de jabalíes en la urbanización y en lugar de desaparecer, cuando llegó la patrulla aún vimos unos cuantos merodeando por la zona», recuerda.

Resa añade que días más tarde fueron los perros de otro vecino los que salieron disparados al oler el rastro de esta piara y cuando logró reunirlos para marcharse a casa, uno de los jabalíes «fue tras ellos sin asustarse», explica el vecino. «Todas las tardes me apetece salir con mi hija a la calle, pero viendo que hay estos animales tengo miedo a que puedan venir a por mi pequeña», concluye.

Otros vecinos de la urbanización admiten que se han encontrado a los jabalíes cruzando la N-340, y lo han advertido en el grupo de Whatsapp para alertar de circular con precaución de noche y evitar chocar con ellos.

Otra vecina de la urbanización de Mont-roig admite que tiene miedo de salir a la calle cuando oscurece. Ha dejado de tirar la basura de noche ante el riesgo de encontrarse algún ejemplar merodeando los contenedores.

Hasta la fecha como mínimo dos vecinos han presentado instancias al Ayuntamiento por Internet para exponer el problema de estos jabalíes y pedir soluciones. Los vecinos afirman que aún están esperando la respuesta del consistorio. Desde el Ayuntamiento se reconoce que han recibido estas instancias vecinales y que la intención es dar respuesta lo antes posible.

Comunicado

Precisamente, el Ayuntamiento publicaba ayer por la tarde en su portal web una nota informativa relacionada con los jabalíes.

El Ayuntamiento explica en su comunicado oficial que «está trabajando para alejar la fauna salvaje (jabalíes) de las zonas urbanas, después de que en las últimas semanas se haya detectado un incremento de la presencia cerca de los núcleos de población».

En este sentido, se están llevando a cabo acciones coordinadas entre la concejalía de Entorn Natural, la Policía local de Mont-roig del Camp, Agents Rurals de la Generalitat, Mossos d’Esquadra y el Departament d’Acció Climàtica, Alimentació y Agenda Rural de la Generalitat.

No dar alimentos

Además, y de forma paralela a estas acciones, el Ayuntamiento pide a la población que no alimente en ningún caso a estos animales porque alimentar a la fauna salvaje está prohibido por la ley.

Los vecinos explican que estos animales se han asentado cerca de las zonas urbanas porque hay comida en abundancia, sobretodo en las inmediaciones d elos contenedores. Y que aprovechan los recorridos naturales de rieras, barrancos para llegar hasta el litoral en las inmediaciones de las zonas urbanas, en busca de comida.

Fuentes del consistorio de Mont-roig también se recuerda que, para evitar la presencia de estos animales y, sobre todo evitar que se acostumbren a las zonas urbanas, no deben dejarse bolsas de basura fuera de los contenedores para evitar que el olor de la comida pueda ser un factor para la permanencia de esta piara cerca de las urbanizaciones.

En caso de detectar la presencia de jabalíes, zorros u otros animales salvajes, el Ayuntamiento explica que «es necesario ponerse en contacto con la concejalía de Entorn Rural, indicando el lugar del avistamiento a través del correo electrónico entornnatural@mont-roig.cat o bien a través del teléfono del Ayuntamiento el 977 83 70 05.

Los vecinos consideran que esta nota es consecuencia de las quejas que han llegado al Ayuntamiento en las últimas semanas y que muchas de ellas no se ha dado respuesta todavía.

Temas

Comentarios

Lea También