Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Para cuándo la variante de l'Arboç?

Los vecinos soportan el paso de 20.000 coches frente a sus casas. El PSC lleva la demanda al Congreso

José M. Baselga

Whatsapp
El paso de camiones es constante por el centro de l'Arboç.

El paso de camiones es constante por el centro de l'Arboç.

Son muchos miles de coches los que los vecinos de l’Arboç soportan a diario por el centro del pueblo. Ruidos, el peligro de atravesar la carretera N-340 y humos de coches y de camiones sin que se haya aplicado la solución que piden desde hace décadas.

No es sin embargo la primera vez que se reclama una obra para la que no hay previsiones. La intención de hacer la autovía A-7 frenó cualquier proyecto de variante, pero ahora no hay ni circunvalación ni habrá autovía.

Hace años que los vecinos sufren la N-340.

El PSC ha presentado una proposición no de Ley en la comisión de Fomento del Congreso para construir una variante de la carretera que saque el elevado tráfico del centro urbano. La N-340 es de titularidad del Estado y debe ser el Ministerio de Fomento quien realice la obra.

Ante a falta de autovía los vecinos reclaman recuperar un proyecto de circunvalación que ya se planteó hace años porque son unos 20.000 coches los que pasan a diario por la travesía. El alcalde de l’Arboç, Joan Sans recuerda que la obra es una reivindicación «unánime en el pueblo. Es la hora de dar una solución». Sans recuerda que l’Arboç es el único municipio de la comarca en el que la carretera pasa por el centro del pueblo. Los ciudadanos de l’Arboç merecemos un trato digno».

Demanda
El diputado del PSC en el Congreso, Joan Ruiz ha llevado la demanda a la Cortes Generales y pide al gobierno del PP que ejecute unas obras que son urgentes. Critica en este sentido  a otros partidos que dice que han olvidado las necesidades de los vecinos que les pusieron en los puestos en los que están para que les representen en sus demandas. 

Hasta 20.000 coches diarios pasan por la travesía de l'Arboç.

En 1999 el entonces ministro Rafael Arias Salgado inauguró la variante de Santa Margarida i els Monjos y ya se temió que l’Arboç fuese el nuevo cuello de botella de la N-340. 

El alcalde de la época, Joan Català, recordaba entonces la necesidad de desempolvar un proyecto de variante que la Dirección General de Carreteras, del Ministerio de Fomento, años antes y que aliviaba a l’Arboç y a la Gorrnal. «Tenía un informe favorable de los técnicos y estaba presupuestado en unos 200 millones de pesetas, barato para obras de este tipo», recordaba Català. Pero nunca se llegó a hacer.

Temas

Comentarios

Lea También