Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Para los vecinos de Salou es mejor que quiten las vías»

Otros temen que el municipio quede desconectado. Los comercios ven pros y contras 

Carmina Marsinach

Whatsapp
El paso a nivel de la calle Barcelona de Salou donde se acumulan muchos coches y mucha gente. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El paso a nivel de la calle Barcelona de Salou donde se acumulan muchos coches y mucha gente. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El desmantelamiento de las vías parece ser que cada vez está más cerca. La retirada de la infraestructura ferroviaria ha generado controversia y disparidad de opiniones. Para algunos significa eliminar una barrera que divide el municipio y poner fin a los pasos a nivel que suponen un peligro. En cambio, otros, consideran que Salou perderá en conectividad ya que los pasajeros deberán desplazarse a la estación de Salou-PortAventura para coger el tren mientras que ahora lo pueden hacer desde el centro de la ciudad.

Los vecinos de Salou coinciden en afirmar que están a favor del desmantelamiento de las vías. Margarida Peralta, que vive justo al lado del paso a nivel de la calle Barcelona cree que sería un cambio positivo. «Ahora nos llega mucho ruido. A veces las barreras están 20 minutos bajadas y aquí se acumulan muchos coches y mucha gente», explica. El problema es que esta situación resulta «muy peligrosa» porque la gente se cansa de esperar y atraviesan igualmente: «ya hemos tenido algún susto, está fatal (…) Para los vecinos es mejor que quiten las vías, para el turismo, no lo sé», señala Margarida, que piensa que la solución sería la implementación del tranvía pero siempre y cuando se haga de forma progresiva, sin dejar sin servicio a los usuarios. 

Los comercios del núcleo antiguo creen que la retirada de las vías les daría vida 

Pero la idea del tranvía tampoco convence a todo el mundo. «Me parece una idea descabellada, creo que puede ser un peligro», explica Javier Giné, vecino de la zona que apuesta por una ciudad sin ningún tipo de vías. Considera que la mejor manera de conectar Salou con los municipios vecinos sería con autobús. «Podríamos tener una avenida bonita y esto favorecería al comercio también», concluye. 
Por otro lado, Maria Teresa Codina, vecina de Salou, no quiere que se cierre la actual estación. «Vivo muy cerca de la estación y me va muy bien si tengo que coger el tren», explica. 

Los comerciantes ven ventajas y desventajas en el desmantelamiento de las vías. Marta Lavilla, de la tienda de ropa Lavilla, cree que será negativo: «Creo que a los comercios no nos favorecerá. Tenemos clientes de Zaragoza y de Tortosa que vienen en tren», señala. Pero aun así, expone que si se implementa el tranvía y se hace un gran paseo, la zona del núcleo antiguo podría recuperar la vida ya que invitaría más a la gente a pasearse. 

Precisamente, algunos comercios del núcleo antiguo consideran que las vías les han hecho «mucho daño» ya que han supuesto una barrera para muchos salouenses que viven de las vías hacía arriba. Muchos optan por desplazarse a Reus o Tarragona porque les es más cómodo ya que en el casco antiguo también resulta difícil poder aparcar. 

El desmantelamiento de las vías está previsto en cuanto se ponga en marcha el tramo del Corredor del Mediterrani que va desde Vandellòs a Tarragona. Pero aún no se sabe ni cómo ni cuando se va a retirar la infraestructura ferroviaria. 

Los alcaldes de Tarragona, Reus, Salou, Cambrils y Vila-seca se reunieron esta semana en Madrid con representantes del Ministerio de Fomento, Adif y Renfe para tratar la cuestión. Pero no pusieron calendarios sobre la mesa. El encuentro tan solo sirvió para acordar la creación de comisiones técnicas y políticas que servirán para trabajar en cómo se materializa el desmantelamiento y la puesta en marcha de un tren-tranvía. 

La Generalitat ya se está trabajando en la redacción de estudios informativos, ambientales y un plan especial para la implementación del tren-tranvía. Su voluntad es hacer coincidir al máximo los calendarios del desmantelamiento con la integración del tranvía para que las personas no se queden sin transporte público. 
 

Temas

Comentarios

Lea También