Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Paradistas del mercado de Calafell critican la obligación de abrir 12 horas seguidas

El Ayuntamiento prohibirá a Mercadona alargar una hora más durante el verano

José M. Baselga

Whatsapp
Algunos paradistas señalan que las doce horas seguidas no son productivas.

Algunos paradistas señalan que las doce horas seguidas no son productivas.

Diversos paradistas del mercado municipal de Calafell critican la obligación que tienen de abrir cada día de las 9.00 a las 21.00.  Piden al Ayuntamiento, que es quien regula el horario de la instalación, una modificación para poder cerrar unas horas al mediodía o por lo menos un día a la semana.

La demanda es desde hace meses y el Consistorio no ha variado un horario que de hecho es el que propusieron los paradistas en el estreno del mercado. Pero era para un año de prueba, señalan los paradistas. Y una vez comprobadas las dinámicas de compra de los clientes, los hay que piden el cambio.

Denuncias

De no cumplir las doce horas seguidas pueden ser sancionados. «Porque otros paradistas son los que denuncian», explica el concejal Juan José  García, que señala que ya se han puesto una decena de sanciones por diferentes situaciones.

La más habitual  es la de no cumplir el horario. Le pasó a Manuel, que tiene una pescadería y la sanción por haber cerrado por las tardes le ha obligado a tener la persiana cuatro meses bajada con el daño que supone para el negocio. Ahora vuelve a trabajar porque el juez ha dictado una medida cautelar que le permite abrir.

La realidad

Manuel explica que el negocio no da para contratar a dependientes y que el pescado es un producto que debe venderse por la mañana. También señala que Calafell no es una gran ciudad y que  abrir hasta las nueve de la noche de noviembre o febrero o enero es no tener un conocimiento de la realidad.

Pero en el mercado también hay paradistas que aceptan el horario porque consideran que se da un servicio que cada vez reclaman más clientes. Los contrarios a las doce horas seguidas señalan que hay negocios con mayor capacidad y personal, por lo que también plantean que casa parada funcione según los horarios de demanda de su sector.

No discrecionalidad

Pero esa discrecionalidad no la acepta el Ayuntamiento que dice que el mercado debe ser una unidad. En este sentido advierte que no va a permitir a Mercadona, que comparte instalación con los paradistas a ampliar su horario en verano.

Mercado anuncia que en  verano se alargará hasta las diez de la noche. Pero el Ayuntamiento pretende evitarlo. Recuerda que el horario de cierre son las nueve de la noche y que de la misma manera que se les obliga a cumplirlo a los paradistas debe hacerlo la cadena.


Una decena de sanciones
En el pleno del lunes algunos paradistas recordaron al equipo de gobierno que llevan meses esperando una respuesta a su propuesta de revisión de los horarios ya que los consideran excesivos para gran parte de los meses del año.
El Ayuntamiento aceptó una negociación, pero recordó que cualquier medida debe tomarse por la mayoría de los negocios que operan en el mercado.
Aurea, que gestiona una floristería y venta de productos para mascotas, también está en contra de las doce horas sin interrupción. Explica que «no todos las paradas tienen clientes a las mismas horas. A mediodía dos horas para comer y descansar no dañan a la instalación».
Ha cerrado en alguna ocasión y ya ha recibido una notificación de sanción por parte del Consistorio, que es quien tramita unas multas que pueden ser desde económicas la cierre de la parada.
El concejal de Vía Pública explica que las denuncias llegan al Ayuntamiento de parte de los mismos paradistas. En este sentido ya se han iniciado una decena de expedientes por ocupación de espacios comunes, no abrir las horas exigidas o que incluso haya paradas que vendan productos para los que no tienen autorización.

Comentarios

Lea También