Patrullaje intensivo todo el día para disuadir a los okupas que van a Torredembarra

La Policía Local aumenta su presencia en las zonas más vulnerables de la ciudad  y con los Mossos d’Esquadra se activan controles preventivos y aleatorios durante el anochecer

Jordi Cabré

Whatsapp
Uno de los controles preventivos realizados esta semana en Torredembarra. FOTO: Policía Local Torredembarra

Uno de los controles preventivos realizados esta semana en Torredembarra. FOTO: Policía Local Torredembarra

Marítima Residencial, una de las urbanizaciones de Torredembarra más cercanas a Creixell, se ha convertido en los últimos tiempos en una zona vulnerable y apetecible para okupas de otros lugares. La asociación de vecinos ya levantó la voz en verano cuando un grupo de personas que vivían de okupas en Roda de Berà les tapiaron la vivienda allí y buscaron alternativa en esta urbanización, donde habían estado en el pasado.   

La situación del pasado julio se pudo neutralizar con la ayuda policial, pero no resolvió el problema de esta zona, con casas vacías, ya sean de segunda residencia o propiedad de entidades bancarias. De hecho, los vecinos reclamaron al consistorio una reunión para abordar el tema.

Hace 15 días, hubo una reunión entre Ayuntamiento, Policía Local y Asociación de Vecinos para activar los mecanismos necesarios para evitar confrontaciones ante la posible llegada de okupas. De la reunión salió un plan de proximidad policial que reforzaba la presencia de agentes a todas horas con patrullajes intensivos que permitieran actuar con rapidez en caso de okupaciones y disuadir de ello a los interesados.

El patrullaje ha dado sus frutos y la presencia policial en la Marítima Residencial ha provocado que el problema de las okupaciones pierda intensidad. El patrullaje no solo se realiza en esta zona de Torredembarra, sino que se intenta patrullar en las zonas vulnerables de la ciudad.

Además, con Mossos d’Esquadra se han coordinado controles preventivos aleatorios en la ciudad y en otros puntos del Baix Gaià: Roda de Berà, Creixell o Altafulla. En estos controles, que empiezan a última hora de la tarde y duran hasta la madrugada, se busca interceptar a okupas potenciales y de paso se «pescan» delincuentes.  

En dos controles consecutivos de Policía Local y Mossos d’Esquadra de esta semana se localizó a dos delincuentes. El martes al ladrón que robó en un supermercado de Creixell ese mismo día y en la madrugada de ayer se arrestó a un delincuente peligroso que tenía una orden de busca y captura.

Este plan de proximidad de Torredembarra seguirá activa unos días más y se repetirá antes de final de año, coincidiendo con las épocas vacacionales y donde muchas casas quedan vacías.

Temas

Comentarios

Lea También