Patrullas vecinales en El Montmell impiden okupaciones

Los vecinos se concentran ante las casas okupadas hasta la llegada de los mossos

José M. Baselga

Whatsapp
Las patrullas recorren el núcleo por las noches.

Las patrullas recorren el núcleo por las noches.

Están hartos de robos y de okupaciones en casas de sus urbanizaciones. «Antes aquí podías dormir con las ventanas abiertas», explica Ángel. «Ahora debes meter en el garaje hasta las bicicletas de los niños porque se las llevan».

Los vecinos de las urbanizaciones de Mirador y de Mas Mateu en  el Montmell han formado patrullas para vigilar los núcleos y especialmente atosigar a los okupas.

«Porque los hay conflictivos. No tenemos nada con quien busca una vivienda y con las familias que se han visto en la calle, pero no vamos a permitir a los okupas problemáticos y delincuentes».

Concentraciones
Los vecinos ya crearon un grupo de whatsapp  para avisarse en el caso de observar movimientos extraños y coches desconocidos deambulando por la zona.  Con ese grupo se avisan y los vecinos que están disponibles se juntan para ver qué pasa.

La urbanización del Mirador.

Hace tres semanas que ya realizan una patrulla nocturna. Son seis coches que se van turnando. En el núcleo hay una quincena de viviendas vacías y muchas pertenecen a bancos. «Pero no vamos a  permitir que entren personas conflictivas». 

Cuatro en un mes
Explican que en el último mes han  evitado cuatro okupaciones, «Sin violencia. Sin enfrentamiento». Sólo se concentran en silencio ante la casa y avisan al alcalde y éste a su vez, como autoridad municipal, a los Mossos d’Esquadra.

El Ayuntamiento reconoce la efectividad de esa acción vecinal y reitera lo imprescindible que sea sin violencia ni enfrentamientos.

Rapidez
Los vecinos reconocen la falta de dotación de Mossos para cubrir todo el Baix Penedès por su extensión, población y núcleos diseminados, pero agradecen la respuesta que han tenido desde el cuerpo. «Cuando les hemos llamado, han venido». Aun que preferirían mayor rapidez.

Los dos núcleos del Montmell «eran muy tranquilos», pero de un tiempo a esta parte «hay músicas a todo volumen, derrapajes de coches a toda velocidad... robos y miedo», explican vecinos que forman las patrullas. Por eso se han organizado.
 

Temas

Comentarios

Lea También