Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Peatonalizar Carles Buigas, clave de futuro de Salou

El traslado de la estación de autobuses, otro tema a solucionar en los próximos cuatro años  

Eduard Castaño

Whatsapp
El ‘top manta’ será uno de los temas que afronte el nuevo equipo de gobierno.  FOTO: Alba Mariné

El ‘top manta’ será uno de los temas que afronte el nuevo equipo de gobierno. FOTO: Alba Mariné

Los salouenses están llamados hoy a elegir al que será su alcalde durante los próximos cuatro años. Los doce candidatos se han apresurado a cerrar la campaña en las últimas horas, posicionándose como la opción más viable para liderar el consistorio. 

La capital de la Costa Daurada ha vivido durante semanas la propaganda, los mítines y las propuestas electorales. Ahora llega el esperado momento de la verdad; luego, cuatro años para resolver problemas del día a día del ciudadano y otros anacrónicos que Salou viene padeciendo desde tiempo atrás.

El futuro alcalde deberá tomar cartas en asuntos como los urbanísticos, comerciales, de movilidad, turísticos, sociales, medioambientales o de seguridad.
Por ejemplo, ¿cómo erradicar definitivamente el top manta que sigue acechando a la localidad? Diferentes asociaciones de autores y de la propiedad industrial e intelectual continúan presionando para endurecer la persecución a los vendedores y compradores de este tipo de productos.

En el aspecto del comercio, ¿qué determinaciones tomará el nuevo equipo de gobierno ante la denuncia de proliferación de bazares y salas recreativas?, ¿se creará definitivamente un cuerpo de inspectores para velar porque se cumplan las ordenanzas en este sector?

Urbanismo en juego

También son muchas las incógnitas en el terreno urbanístico. Mientras parece clara la apuesta de todos los candidatos por una necesaria nueva estación de autobuses situada fuera del paseo Jaume I -presumiblemente anexa a la futura estación ferroviaria de PortAventura-, habrá que ver qué salida se le da a la posible expansión del municipio hacia la zona de Emprius. Es un área sobre el que circundan proyectos hoteleros, residenciales e incluso un polígono empresarial. Otra incertidumbre que podría desencallarse pronto es el futuro de la antigua Aduana, ubicada en pleno centro  de Salou y que actualmente da  una imagen de dejadez.

Otro de los puntos de convergencia de las diferentes formaciones es la peatonalización de la calle Carles Buigas, que hasta ahora sólo cuenta con medio tramo para viandantes.

Y, evidentemente, uno de los temas estrella de esta legislatura será la desafectación del tráfico ferroviario por el centro de la localidad. La previsible desaparición de la actual estación de trenes (y su trazado) supondrá liberar un espacio urbano con un sinfín de posibilidades. Habrá que seguir atentos a ver qué uso decide darle el equipo consistorial que salga de las urnas.

Limpieza y seguridad

Las numerosas quejas ciudadanas en el apartado de limpieza de calles y recogida de basuras serán también muy importantes para que sean tenidas en cuenta en ese futuro inmediato.

 La seguridad en la capital de la Costa Daurada ha sido otro de los temas a debate estos días con un sentir general: es urgente la ampliación del número de agentes de la Policía Local, así como una mayor presencia de los Mossos por las calles de la ciudad. 

Además, también se cree necesario un parque de bomberos, especialmente para la temporada turística.

Las políticas sociales volverán a incidir en el ciudadano, con apuestas para ampliar los Serveis Socials y crear la Oficina de l’Habitatge.

Aunque, sin duda, el futuro de la localidad pasará por incrementar la cifra de turistas que cada año la visitan y su perfil. ¿Qué tipo de turismo es el prioritario: el de ocio, deportivo, familiar, de congresos...? Todo ello bajo el epígrafe de «de calidad», dicen todos los candidatos. Ahora falta ver que ellos también lo sean. 

Temas

Comentarios

Lea También