Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Peligro de cierre de un centro de recuperación de animales entre el Baix Penedès y el Alt Camp

Santuario Joplin estaba en Lleida pero sus instalaciones habían quedado pequeñas para el número de animales que acoge y ahora está en el Baix Penedès

Diari de Tarragona

Whatsapp
Santuario Joplin acoge animales procedentes de abandono y maltrato.  FOTO:  santuario joplin

Santuario Joplin acoge animales procedentes de abandono y maltrato. FOTO: santuario joplin

Estaban en la comarca de la Segarra (Lleida), «pero la finca se había quedado pequeña para atender a los animales». Así que buscaron terrenos donde poder instalar el santuario para rescatar y recuperar animales procedentes de abandonos, maltratos e incluso granjas.

El santuario Joplin encontró un terreno a caballo entre el Baix Penedès y el Alt Camp, donde ya se instalaron y cercaron la zona para atender a los cerdos vietnamitas, conejos y degús (un pequeño roedor que estuvo de moda como mascota doméstica).

Sin embargo ahora alertan de la situación precaria económica que pone en peligro la continuidad de ese centro de acogida de animales «que de otra manera acabarían abandonados con el peligro para ellos y para el ecosistema donde se liberen de manera incontrolada». 

Rescata desde cerdos vietnamitas a conejos y ejemplares maltratados y abandonados

Por ello han impulsado una campaña de recogida de dinero que permita mantener la actividad. Una de las principales necesidades es poder finalizar el vallado en condiciones de todo el recinto. La situación ha hecho que desde hace semanas ya no rescaten a más animales, pese a las crecientes necesidades.

Desde santuario Joplin explican que han iniciado conversaciones con el Ayuntamiento para regularizar la actividad, aunque temen que la falta de recursos obligue a un cierre. Los responsables de ese centro de recuperación y acogida señalan que se encargan de los costes de esterilización, curas y alimentación de la treintena de ejemplares que ahora acogen. «Los gastos imprevistos de la mudanza nos ha afectado», señalan.

Una mala moda
El objetivo de la asociación es poder asentar el santuario en los terrenos a caballo del Baix Penedès y el Alt Camp. «La moda de tener mascotas exóticas ha hecho que haya muchos abandonos de ejemplares en un medio ambiente que no es el suyo y supone un riesgo para la fauna autóctona».

La finca en la que se ha instalado Santuario Joplin «tiene suficiente espacio para poder acoger a los animales que están en riego por abandono o maltrato». Los representantes de la asociación destacan que además puede ser un centro para la educación ambiental.

Comentarios

Lea También