Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Peluches para combatir el impacto emocional de los niños en accidentes

La Policía Local llevará peluches en los coches patrulla para buscar minimizar el shock que pueden sufrir en los primeros momentos

J.Cabré

Whatsapp
En el maletero se colocarán estos peluches azules (color corporativo policial) para entregarlos en caso de la presencia de menores. Foto: aj. de salou

En el maletero se colocarán estos peluches azules (color corporativo policial) para entregarlos en caso de la presencia de menores. Foto: aj. de salou

La Policía Local de Salou ha puesto en marcha una campaña para minimizar el impacto emocional que sufren los niños que podrían verse involucrados en un accidente de tráfico o cualquier tipología de delito. Las crudas imágenes de lo ocurrido (heridos, sangre, gritos, policías...) podrían hacer mella psicológicamente de por vida.

Para intentar evitar estassituaciones a los pequeños, Salou ha puesto en marcha una campaña bajo el título ‘Un ensurt, un somriure’. La propuesta es sencilla y práctica: las patrullas de la Policía Local llevarán, junto con su material, ositos de peluche que serán regalados a los niños que se vean inmersos en una situación que para ellos pueda ser traumática: accidente de tráfico, violencia, personas heridas...

Esta iniciativa, explica el concejal de Seguretat Ciutadana i Movilitat David González, «pretende contribuir a tranquilizar a los niños y niñas que pueden verse implicados en estas situaciones desagradables, mientras no puedan irse por el motivo que sea del lugar». El peluche ayudará a tranquilizarlos en los momentos de angustia. «No olvidemos que los niños, ante un uniforme policial, en momentos de tensión y nerviosismo, se encuentran totalmente intimidados y asustados por el desconocimiento de lo que está pasando», dice el edil.

Esta campaña busca mejorar la atención y el servicio que presta la Policía Local y que se añade a las que ya se llevan a cabo en coordinación con el Servei Català de Trànsit que refuerzan la concienciación ciudadana respecto de las distracciones al volante, el exceso de velocidad, la circulación vial en las escuelas o la importancia de los sistemas de retención infantil o de llevar puesto el casco puesto durante la conducción de las motocicletas.

Desde la Policía Local también se está trabajando intensamente en varias medidas para corregir las velocidades medias en las zonas escolares. Precisamente, la instalación de bandas sonoras, los radares móviles y las señales luminosas indicativas de la velocidad han hecho que en la salida de los colegios se hayan reducido las velocidades medias en el último año. En un día de escuela pasan entre 2.400 y 2.700 vehículos por las zonas escolares, cifra que se reduce hasta los 1.400 vehículos en fin de semana.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También