Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden 20 años de cárcel por abusos para el expresidente de Creu Roja Vila-seca

La Fiscalía le acusa de abusar sexualmente de nueve hombres que acudían a realizar trabajos en beneficio de la comunidad
Whatsapp
Instalaciones de Creu Roja Vila-seca donde presuntamente sucedieron los hechos. Foto: Pere Ferré

Instalaciones de Creu Roja Vila-seca donde presuntamente sucedieron los hechos. Foto: Pere Ferré

La Fiscalía Provincial de Tarragona solicita una pena de veinte años y diez meses de prisión y una multa económica de 24.000 euros para el expresidente de Creu Roja Vila-seca, Alfons P.R. Le acusa de nueve delitos de abusos sexuales, que presuntamente cometió entre julio y diciembre de 2010 en instalaciones de la institución de ayuda humanitaria. También pide su inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo que dure la condena (es decir, que no pueda presentarse como candidato en ningún proceso electoral) y su inhabilitación para realizar trabajos de tipo sanitario o de voluntariado.

La petición de cárcel de la fiscal se ciñe a cinco de estos casos: solicita cuatro años y dos meses de prisión por cada uno de ellos. Respecto a las otras cuatro acusaciones, reclama una pena de multa de diez euros diarios durante veinte meses por cada uno. También solicita que indemnice a las nueve presuntas víctimas con 2.000 euros en concepto de daño moral, siendo responsable civil subsidiaria Cruz Roja.

La Fiscalía le acusa de abusar sexualmente de nueve hombres que acudían a Creu Roja para realizar trabajos en beneficio de la comunidad como cumplimiento de penas por delitos menores –se trataba de un convenio formalizado con el Departament de Justícia de la Generalitat de Catalunya–.

Según el escrito de la Fiscalía, durante sus entrevistas con los penados para establecer su plan de trabajo, el acusado les informaba de que debían someterse a un reconocimiento médico con él en un pabellón de la Creu Roja en Vila-seca, donde se reunía con ellos «actuando con la intención de satisfacer sus instintos sexuales».

Durante la supuesta revisión médica, les hacía tumbarse en una camilla o desnudarse y, presuntamente, les tocaba sus partes íntimas.

 

‘No estaba habilitado’

La Fiscalía manifiesta que el procesado no estaba habilitado por Cruz Roja para realizar ningún reconocimiento a los penados, «la titulación que poseía se limitaba al curso de primeros auxilios, curso de desfribilador, curso de asistencia sanitaria nivel II y curso de auxiliar de transporte sanitario». Cruz Roja, añade, tampoco estaba habilitada para practicar ningún tipo de reconocimiento médico a los penados.

Cuando la oficina provincial de Creu Roja en Tarragona tuvo conocimiento de estas acusaciones cesó al procesado como presidente y lo expulsó de la asamblea local de Vila-seca y asumió su gestión. Asimismo, informó de ello al Departament de Justícia de la Generalitat, el organismo que se encarga de gestionar las penas impuestas por los jueces sobre trabajos en beneficios de la comunidad.

El juicio está previsto que se celebre en la Audiencia Provincial de Tarragona.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También