Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden 9 años de prisión por apuñalar a un hombre por una máquina de coser en Calafell

La agresión, según el fiscal, se habría producido tras una discusión por la venta de unas máquinas de coser

Àngel Juanpere

Whatsapp
El acusado se encontraba en la calle Mossèn Jaume Soler de Calafell cuando comenzó a discutir con la víctima. Foto: Google Maps

El acusado se encontraba en la calle Mossèn Jaume Soler de Calafell cuando comenzó a discutir con la víctima. Foto: Google Maps

Nueve años de prisión, una orden de alejamiento –para que no pueda comunicarse con la víctima ni acercarse a ella durante catorce años– así como a pagarle una indemnización de 1.831,68 euros por las lesiones producidas en un apuñalamiento. Es la pena que recoge el escrito de calificación de la Fiscalía de Tarragona para un caso que será juzgado el próximo 26 de febrero en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona. El procesado está acusado de un delito de tentativa de homicidio.

Los hechos a juzgar se remontan a las 5.40 horas del 21 de diciembre de 2013. El acusado se encontraba en la calle Mossèn Jaume Soler de Calafell y comenzó una discusión con la víctima por un desacuerdo comercial.

En el transcurso de la discusión, el acusado asió con su mano izquierda el hombro de la víctima, adentrándola en la zona más oscura de la calle. Fue en ese momento cuando «con intención de causar la muerte o siendo consciente de que con su acción podía causarla», sacó una navaja de su bolsillo, la levantó, miró a ambos lados y apuñaló a la víctima en el costado izquierdo, a la vez que profería la siguiente expresión: «¿Quieres saber lo que es un hombre?».

Una sola herida

Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió una herida punzante que le alcanzó la región cardiaca, «suponiendo un riesgo vital», teniendo una profundidad de 16 centímetros. El herido estuvo cuatro días hospitalizado y las heridas tardaron otros once en curarse. Fue la propia víctima quien alertó a la Policía Local comunicando que le habían apuñalado con un arma blanca.

Los testigos que declararon durante la instrucción –tanto los del acusado como los de la víctima– manifestaron no haber visto la agresión. El herido sí que aseguró que la agresión se había producido por un desacuerdo en la venta de unas máquinas de coser.

Temas

Comentarios

Lea También