Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden dignificar una histórica fuente de El Vendrell

La de la calle Carnisseria cumplirá 193 años  el próximo noviembre

José M. Baselga

Whatsapp
La fuente de la calle Carnisseria.

La fuente de la calle Carnisseria.

Es una de las históricas fuentes del núcleo histórico de El Vendrell. Es de las que se instalaron a principios del siglo XIX para hacer brotar en el casco histórico las aguas de la zona de Tomoví. 

En el centro de El Vendrell  llegó a haber hasta nueve fuentes. Muchas estuvieron en el barrio de França. Además de mejorar la calidad de vida a los vecinos, también eran usadas por los agricultores. Era una época en la que por las calles transitaban carros y hasta rebaños. 

Son las fuentes de Font de la Menya, que datan de 1828 o la de la calle del Pou (1830). Otra es la de la calle Carnisseria, que el próximo 23 de noviembre cumplirá 190 años. Es una de las fuentes que estaban fuera de la entonces muralla de la localidad.

Pocas condiciones
Sin embargo, la Xarxa Vendrellenca, entidad que agrupa a diversas asociaciones de vecinos, considera que la fuente de la calle Carnisseria no está en las mejores condiciones para destacar su valor patrimonial. 


«Está en malas condiciones y tratándose de un elemento del patrimonio histórico municipal, es un bien de interés local que hay que preservar», señala Antonio García, de la Xarxa Vendrellenca. En este sentido, la entidad ha presentado una instancia al Ayuntamiento proponiendo una serie de medidas que permitirían dignificar el histórico surtidor.

Mural
La fuente ya fue objeto de una restauración. Junto a ella un mural de cerámica que explica que el Ayuntamiento de El Vendrell la hizo construir el 23 de noviembre de 1830 ante los nuevos edificios de la Carnisseria y de la Peixateria y la dotó de dos plumas de agua.
También explica que fue restaurada durante la segunda mitad del siglo XX. La última adecuación se hizo en 1994.
 
Pero la Xarxa Vendellenca considera que tiene deficiencias por su valor patrimonial y que debe actuarse para mejorarla.
Entre los trabajos que proponen está el de desplazar la papelera que hay  anexa a la fuente y que afea el entorno. También plantean sanear las piedras del frontal de la estructura y aplicar un tintado acorde que la dignifique. Además, piden que se coloque un surtidor de agua acorde a la época de la fuente.

Temas

Comentarios

Lea También