Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Piden que se prohíba estacionar en una calle en Cambrils Mediterrani

La vía, de doble sentido de circulación, mide 4,70 metros y solo se puede aparcar en un lado, sin las líneas discontinuas dibujadas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Coches aparcados en la parte derecha de la calle de Sant Pere Pescador, en la urbanización de Cambrils Mediterrani. En el inicio de la vía está la señal de prohibido estacionar. FOTO: ALBA MARINÉ

Coches aparcados en la parte derecha de la calle de Sant Pere Pescador, en la urbanización de Cambrils Mediterrani. En el inicio de la vía está la señal de prohibido estacionar. FOTO: ALBA MARINÉ

Vecinos de la calle de Sant Pescador, en la urbanización de Cambrils Mediterrani, quieren que el consistorio instale la señal de ‘Prohibido aparcar’ en ambos lados de la vía. Cristina y Mari viven desde hace años en este tramo de doble sentido de circulación en el que solo se puede estacionar en un lado de la calzada. Tampoco tiene las líneas discontinuas marcadas que indican dónde empieza el carril para aparcar.
Según señalan, la calle mide 4,70 metros y los vecinos tienen muchos problemas para maniobrar cuando salen de sus garajes y hay coches estacionados. También hay problemas cuando pasa el autobús, que obliga a los conductores que vienen en sentido contrario a retroceder porque los dos vehículos no pueden pasar en el mismo momento.

Las vecinas han denunciado el problema a la policía una decena de veces

Las vecinas han denunciado este problema a la Policía Local una decena de veces. También han hablado en una ocasión con la concejal de movilidad del consistorio, Yolanda Quílez. Hace dos meses, se colocó una señal de prohibido estacionar en el lado de la calzada donde está situado el cartel. Sin embargo, Mari y Cristina creen que esta no es la solución, ya que la situación sigue exactamente igual a pesar de ser una calle en la que hay muchas viviendas de segunda residencia. «Queremos que nos lo solucionen y que prohíban aparcar en ambos lados», asegura Cristina. 

Otra solución sería que se dibujara una línea de inicio de las plazas de aparcamiento para evitar un posible choque con el autobús. 

Conflictos vecinales
A este problema se le añade el conflicto que tienen con los vecinos que viven justo en el lado donde se aparcan los coches. Según explican, los propietarios tienen el pacto que «solo ellos» pueden dejar los coches delante de sus casas. Incluso hay alguno que tiene dibujado un vado ilegal que indica que no se puede estacionar. 

«Solo pueden aparcar ellos. Si lo haces tú, te rayan el coche», señala Cristina, que el pasado mes de octubre se encontró con esta desagradable sorpresa cuando visitó a Mari. «Lo rayaron desde las puertas hasta el capó y lo denuncié a los Mossos de Esquadra», apunta. Además, se encontró con una nota en la que estos vecinos le recordaban que no estaba respetando el pacto. «No te acostumbres a aparcar aquí, es un sitio privado (…) Tenemos que aparcar nosotros delante de nuestras casas», decía el folleto.

Cristina señala que tienen que avisar a familiares y amigos que visitan a Mari para que no aparquen en esa calle por el temor a que les causen desperfectos a sus vehículos. «Mis visitas no pueden aparcar delante de mi casa», lamenta Mari. 

Temas

Comentarios

Lea También